#MatanzasCuba Ser periodista o ganar dinero fácil por publicar informaciones falsas

PP-Soraya-mentirasSer periodista o pertenecer al equipo de redacción de un periódico, programa de radio o televisión debe constituir un orgullo para aquellas personas que deseen dedicar su vida a mantener informado a un pueblo sobre las conquistas de su gobierno, los problemas sociales que se enfrentan desde una óptica crítica y constructiva y con el único propósito que se solucionen, pero lo que no se puede permitir es que personas inescrupulosas y mercenarios pagados, vayan por el mundo tergiversando la realidad y autonombrándose periodistas, poniendo en tela de juicio las actitudes que hay que tener para desarrollar esa profesión y la seriedad y profesionalidad con la que trabajan los medios de difusión masiva de nuestro país.

El periódico el “Cocodrilo Callejero”, es utilizado por contrarrevolucionarios al servicio del enemigo, se dedica a publicar verdades tergiversadas por personas que en su mayoría son delincuentes o sin ningún nivel cultural, y que lo único que logran con sus artículos es denigrar la imagen del equipo de personas que trabajan para periódicos que si se respetan.

Un claro ejemplo de los redactores pagados que se dedican a manipular informaciones son:

Jose A. Guerrero Roque, no puede regresar a su domicilio ya que ha estafado a varias personas prometiéndoles avales para emigrar de Cuba hacia los Estados Unidos, utilizando esto como la única forma de atraer personas a esas organizaciones y de paso enriquecerse a cuenta de los deseos de emigrar de los mismos.

Abel Jesús Estrada Hernández en su afán de obtener beneficios materiales fue expulsado del Partido contrarrevolucionario Pedro Luis Boitel por no permitirle a su cabecilla Félix Navarro que el día de los Reyes Magos no le regalara una computadora a su hija y se pusiera después de este suceso a realizar campañas contra él.

Zaida Lázara Hernández Rubí, fue expulsada de las Damas de Blanco porque no quisieron formar parte del reclamo de su hija la cual fue sancionada por corrupción de menores con sus propias hijas, ¿Qué clase de principios tienen ellas?, además que no posee nivel cultural suficiente como para desempeñar la labor periodística, el que leyó su último artículo nombrado “Devuelven productos retenidos a discapacitados” se percata desde el inicio la falta de coherencia y de gancho periodístico que tienen, así como sus faltas de ortografía que no le permiten escribir correctamente la palabra decomiso.

Y por supuesto no podría faltar en este teatro su actor principal Alberto Sánchez Martiatu, quien recientemente recibió en los Estados Unidos el premio discípulo de Santiago Álvarez, alguien se ha preguntado ¿Qué hace un periodista de verdad vinculándose con éstos terroristas?

Yo los dejo con esta interrogante y hago mía en estos momentos la frase célebre de nuestro amigo Taladrid “Saque usted sus propias conclusiones”.

Sin más, su eterna amiga.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s