Condimentando un receta desabrida.

Por Ana Perez.

https://juventudmatancera.wordpress.com/

images

Estoy muy pero muy orgullosa, de ser una joven cubana de este siglo XXI, por muchas razones, pero voy a centrarme en los acontecimientos que han tenido lugar en la capital de todos los cubanos, durante los días 20, 21 y 22 de marzo, por la visita oficial del mandatario yanqui Barack Obama.

No piensen que el orgullo es debido a que Obama decidió visitarnos, no, eso es importante para lograr con el respeto a nuestros principios que algún día se normalicen las relaciones, pero me siento verdaderamente una cubana orgullosa por la respuesta digna, educada y muy respetuosa de mi pueblo ante las recetas algo desabridas, que el presidente Obama quiso compartir con la sociedad civil cubana.

Como es lógico no se le puede pedir aguacates a una mata de mango y la esencia de Obama es imperialista, por eso fueron sus alusiones a las bondades y beneficios de su sistema capitalista, pero mi gente, sería bueno recordarle a él, que es un ciudadano de elevada cultura general, que mi pueblo nunca se olvidará de su historia, de su pasado, porque gracias a ese acervo de vivencias, valores y enseñanzas es que sabemos de dónde venimos y hacia donde debemos ir.

En todas las intervenciones que realizó, muy bien preparadas por cierto, fue cuidadoso y respetuoso, pero no dejó de darnos guías y recetas para el cambio que ellos quieren, no el que es mejor para nosotros.

Por eso yo que soy cubana que las inventa en el aire, por obra y gracia del bloqueo inhumano que nos hace la vida tan difícil y claro también de la creatividad innata en los hombres de este caimán verde, quiero agregarle a las recetas de Obama los ingredientes que considero nos van a dar un buen plato, el sabroso plato cubano que garantizará el socialismo próspero y sostenible que queremos.

Le quitaría entre otras cosas todas sus alusiones al modelo de democracia imperial, que a pesar de ser pluripartidista no representa a todos los sectores, solo a los que tienen grandes sumas de dinero, que no respeta a los negros, a los latinos, a las mujeres, que no tiene en cuenta a sus niños, si mueren de enfermedades prevenibles, de frío porque sus padres no tienen un techo donde cobijarlos o por la violencia del gatillo de un arma de fuego, un modelo que no respeta los derechos elementales de sus ciudadanos (remember Ferguson y Ocuppy Walt Street) y se inmiscuyen en los problemas de otros.

Le dejaría el pensar en un futuro mejor, porque sí se puede, como siempre nos ha dicho el Caguairán mayor, pero ese futuro fuese más viable si ellos eliminan el injusto bloqueo, bloqueo sí, porque no es un embargo, es una injusta ley extraterritorial, y de esa forma ayudaría a todo el pueblo cubano, con una apertura colaborativa con el gobierno, que es la máxima representación de nuestro pueblo, porque lo otro es engañarse, algunos sectores que pueden ser beneficiados por ellos no son representativos.

Coincido con Obama en que solo nosotros los cubanos podemos decidir el futuro que queremos, pero para condimentar bien este plato le pondría la intransigencia de Maceo ante los posibles titubeos de algunos equivocados, la desconfianza del Che porque ni tantico así, la grandeza de Fidel y Raúl, la educación y civismo del pueblo que lo recibió con sumo respeto, la firmeza de más de medio siglo, el empeño para mejorar económicamente, un puñado grande de amor y el calor de esta tierra para que se cocine bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s