No nos dejemos engañar

PostCuba

Por: Yusuam Palacios Ortega

Fue un discurso seductor cual muerte dulce garantizada con palabras engañosas. Quiere Obama confundir al pueblo cubano con su demagoga expresión de querer para Cuba la paz y ayudar a los cubanos a construir el futuro de la nación. Quimérica apetencia la de Obama, quien ha puesto sobre la mesa un juego indigno, como el que siempre han jugado los círculos de poder norteamericanos, máxime en relación a Cuba; y ha planteado un plan para destruir la Revolución y provocar un cambio de régimen en Cuba. Se presenta Estados Unidos, en la persona de su presidente, como el hacedor del cambio, el juzgador de cuanto se ha hecho o no en nuestro país, de cuanto podemos seguir haciendo o como el guía de lo que, según sus pretensiones, debe ser Cuba.

Es preciso, como en su día escribiera José Martí, se conozca la verdad sobre los…

Ver la entrada original 924 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s