En #Varadero: Desestabilizar mediante el terror #Matanzas #Cuba #TenemosMemoria

Tomado del Periodico Girón

En territorio matancero se han escenificado un sinnúmero de actos terroristas a partir de 1959, pero sin dudas el de mayor envergadura fue la invasión mercenaria por Playa Girón en abril de 1961, derrotada en menos de 72 horas. Importantes instalaciones hoteleras de Varadero también resultaron blanco de acciones subversivas durante la década de los 90 del pasado siglo.

Durante más de cinco décadas, el pueblo cubano ha sido víctima de innumerables actos y ataques terroristas alentados desde el exterior, los cuales han causado cuantiosas pérdidas materiales y humanas, y han motivado incalculables sufrimientos a sus ciudadanos.

Destruir mediante el terror, sembrar inestabilidad e incertidumbre constituyen los principales resortes para cercenar la opción política y social que los cubanos hemos adoptado libremente, en pleno ejercicio de derecho a la autodeterminación.

El territorio de los Estados Unidos de América ha sido utilizado de forma sistemática y permanente para planear, financiar, reclutar, entrenar y apoyar la materialización de estos abominables hechos.

Entre las modalidades más empleadas sobresalen los sabotajes a objetivos económicos y civiles, intentos de asesinar a los principales líderes de la Revolución; así como ataques contra las instalaciones hoteleras ubicadas muy cerca de la costa Norte.

El desarrollo del Turismo como fuente de ingresos en moneda libremente convertible, y la creciente edificación de hoteles en Varadero, sin dudas centró el interés de las principales organizaciones ultraderechistas de los EE.UU.

Durante la década de los 90 del pasado siglo, en la capital por ejemplo, el Copacabana, Neptuno y Tritón, resultaron sitios ideales para llevar adelante la escalada agresiva, que costó la vida al joven turista italiano Fabio Di Celmo.

El 4 de julio de 1992 terroristas de origen cubano intentaron tirotear instalaciones turísticas en Varadero. Pertenecían a la organización Comandos L. Junto a Guillermo Casasús Toledo, Alejandro Basilio Pérez y José Eugenio Llameras Rondón participó el norteamericano Tony Bryant.

Al dañarse la embarcación, un buque del servicio de guardacostas de los EE.UU. los socorrió en aguas jurisdiccionales cubanas. El hecho trascendió a la prensa miamense y los portavoces del servicio del FBI reconocieron que los “rescatados” eran miembros de Comandos L.

Cuatro meses después fue arrestado y presentado ante los tribunales Tony Bryant. El juez dictaminó que el gobierno de EE.UU. no aportó pruebas suficientes y decidieron ponerlo en libertad.

También ese mismo año, pero el 7 de octubre, una lancha rápida de Comandos L trajo de vuelta a Casasús Toledo, acompañado por Miguel Hernández y Jesús Areces Bolívar. Esta vez, tirotearon el hotel Meliá Varadero.

Similar acción realizaron antes de ser capturados los miembros del Partido Unidad Nacional Democrática (PUND) Marcelino Rodríguez Vázquez, Joel Cano Díaz y Efraín Roberto Rivas Hernández, quienes provenientes de Miami penetraron en la noche del 11 de febrero de 1996 por la bahía de Cárdenas en una lancha rápida tipo Fórmula.

Ubicados en la costa Sur de Varadero, dispararon con fusiles automáticos AK 47 hacia el Meliá Las Américas. También diseminaron propaganda subversiva, cuyos textos incitaban al desorden y la traición.

Según expresaron después, su objetivo consistía en crear el desconcierto y el pánico en la ciudadanía y turistas nacionales y extranjeros.

En otro de los emblemáticos inmuebles del afamado balneario de la Playa Azul, el hotel Sol Palmeras, peligró la integridad de sus huéspedes, cuando el 22 de agosto de 1997, a las 03:20 horas, estalló un artefacto que había sido colocado dentro de un jarrón ornamental, en el pasillo que conduce al área habitacional, detrás del lobby bar.

Gracias a las acciones combinadas de fuerzas del Ministerio del Interior, los Órganos de la Seguridad del Estado, y el resuelto apoyo del pueblo, se frustraron infiltraciones e incautaron su correspondiente arsenal de muerte: fusiles subametralladoras, pistolas, granadas, artefactos incendiarios, cuchillos comando y propaganda subversiva.

Fuente: Informe sobre las actividades terroristas contra Cuba. Periódico Vanguardia. Villa Clara, 23 de febrero de 2006.

Origen: En Varadero: Desestabilizar mediante el terror | Girón

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s