La Atenas de #Cuba: El epíteto correcto (+ Fotos) #Matanzas

En la noche del 17 de febrero de 1860, en solemne sesión, el director del Liceo Artístico y Literario de la ciudad de Matanzas Rafael del Villar, proclamó a la urbe yumurina como la Atenas de Cuba para buscar justo símil de grandeza con la cuna griega de Pericles, Fidias, Sófocles y Esquilo.

El epíteto no respondía al impulso emocional de una pasión ni al chovinismo petulante. Una historia de desarrollo económico-socio-cultural realizada por valiosas personalidades de la literatura, y demás artes validaban este reclamo desde hacía muchas décadas.

Solo recordar que en 1818 la rada matancera se abrió al mundo para permitir un esplendor económico, el territorio también tuvo muy temprano la viabilidad del ferrocarril como medio de interacción con otras regiones y personas.

Destacan  autores como Miguel Teurbe Tolón, José Victoriano Betancourt, Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido), los hermanos Milanés, Úrsula Derville y José White, entre otros.

Importantes instituciones cumplían sus objetivos de progreso: Diputación Patriótica (recuérdese el periódico La Aurora), Biblioteca Pública por las iniciativas de Tomás Gener y Domingo del Monte (este último conductor de las famosas tertulias); Teatro Principal, La Sociedad Filarmónica, Liceo Artístico y Literario y un rato posterior el Teatro Esteban, hoy Teatro Sauto (M.N.). Unida a esta relación se anexan la creación de colegios tan importantes como La Empresa y el Instituto de Segunda Enseñanza.

Ya la ciudad de Matanzas había sido evaluada por consideraciones nacionales y en el exterior, como dan fe las palabras del discurso del Excelentísimo Sr. Gobernador D. Pedro Esteban y Arranz durante la gala que abría las puertas del Liceo Artístico y Literario de Matanzas: “Tengo la mayor satisfacción de que haya llegado el momento de inaugurarse el Liceo Artístico y Literario, cuyo instituto ha de realzar en gran manera el buen nombre que disfruta Matanzas dentro y fuera del país, como pueblo culto y civilizado”.

Otorgar el epíteto de Atenas de Cuba fue proporcionar objetividad a una sinergia nacida aquel 10 de octubre de 1693 cuando un grupo de verdaderos misioneros, de allende los mares, comenzaron arrancar, con sus manos, yerbas y piedras para hacer una vida nueva, de una ilusión.

Matanzas, tres sílabas que cuentan historia, leyenda e imaginario popular en todas las ramas del saber.

Origen: La Atenas de Cuba: El epíteto correcto (+ Fotos) | Girón

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s