Belo Horizonte, sede de Convención de solidaridad con #Cuba

La primera ciudad planificada de Brasil, Belo Horizonte, acogerá en junio próximo la XXIII Convención Nacional de Solidaridad con Cuba, que rendirá especial tributo de recordación al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro.
Será este un momento de alegría y reflexión, significaron la Asociación Cultural José Martí de Minas Gerais y el Movimiento Brasileño de Solidaridad con Cuba al dar a conocer la convocatoria al encuentro, programado del 15 al 17 del venidero mes.

La cita -agregaron- estará inspirada en los ejemplos de lucha y abnegación del Comandante en Jefe Fidel Castro y de Ernesto Che Guevara, a quien se rendirá homenaje en ocasión del 50 aniversario de su asesinato en tierras bolivianas.
Brasil-Solidaridad-Cuba-logo.jpg

 

En otra de sus partes, el llamamiento señala que la Convención se realizará ‘conscientes de que sobre Cuba se mantiene un genocida bloqueo económico, financiero y comercial; que la base naval de Guantánamo permanece ilegalmente ocupada, y subsisten acciones subversivas contra la isla’ por parte de Estados Unidos.

Los pueblos latinoamericanos viven hoy en un contexto marcado por una cruel y arrogante ofensiva del imperialismo contra los gobiernos progresistas, denuncia la convocatoria; y subraya que cada vez resulta más evidente la necesidad de fortalecer la unidad en defensa de la soberanía y la autodeterminación.

En momentos cuando celebramos también el centenario de la Revolución rusa, seguimos convencidos de que el futuro pertenece a los pueblos, acota.

La apertura de la XXIII Convención tendrá lugar el 15 de junio en el Teatro Francisco Nunes, de la capital mineira, y al término de la misma los participantes disfrutarán del espectáculo Acordes de solidaridad, con la participación de músicos brasileños y cubanos.

El programa del encuentro contempla la realización de sendas conferencias sobre el bloqueo estadounidense contra Cuba y la reintegración de la bahía de Guantánamo; los resultados y beneficios de tres años de aplicación del programa Más Médicos; y sobre la actualización del modelo económico cubano y los avances en su implementación.

Con posterioridad, cuatro grupos de trabajo abordarán todo lo relacionado con el movimiento de solidaridad con Cuba en Brasil, y se realizará una charla-debate sobre el legado internacionalista de Fidel Castro y el Che Guevara.

La presentación y aprobación de la Carta de Belo Horizonte, y la elección de la sede de la próxima cita pondrán fin a los debates del encuentro, que culminará con un acto político-cultural denominado Día de la Solidaridad Internacionalista. (Prensa Latina)

 

Anuncios

Dos millones de estadounidenses podrían visitar la Isla este año #Cuba

Cuba representa una oportunidad enorme pero desafiante para las compañías estadounidenses de cruceros, aerolíneas y hoteles, ya que el número de visitantes norteamericanos a la isla caribeña podría aumentar en hasta siete veces hacia el 2025, según un informe de la firma Boston Consulting Group (BCG).

Hasta dos millones de estadounidenses podrían visitar a la Mayor de las Antillas en 2017, desde 285 000 el año pasado, excluyendo a los cubano-estadounidenses, predice el estudio del grupo BCG publicado el miércoles.

Los viajes de Estados Unidos a Cuba han aumentado en los últimos dos años desde que los antiguos adversarios de la Guerra Fría anunciaron una distensión y el gobierno del expresidente Barack Obama alivió las restricciones de viaje a la Isla.

“La realidad es que los viajes desde Estados Unidos a Cuba están en sus etapas iniciales, y todos los participantes todavía están aprendiendo cómo hacer que funcionen”, dice el informe.

BCG no abordó la incertidumbre creada por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, quien ha amenazado con dar marcha atrás a la normalización de las relaciones con La Habana.

El Gobierno cubano pretende duplicar la capacidad hotelera para el 2030 a través de asociaciones con empresas extranjeras, señaló el grupo. Hasta el momento, Starwood es la única compañía hotelera estadounidense que opera en la llamada Perla del Caribe.

“Hay una oportunidad para expandir las líneas de cruceros a Cuba”, dijo BCG. Casi dos tercios de los 500 viajeros estadounidenses encuestados considerarían una visita a este país. Varios operadores de cruceros de Estados Unidos han comenzado a ofrecer líneas a Cuba en el último año.

“Ellos tienen que lidiar con diferentes desafíos como incluir un elemento cultural en sus viajes para cumplir con las reglas del Gobierno estadounidense sobre los viajes Cuba”, señaló BCG.

Respecto a las aerolíneas, estas necesitan hacer frente a la demanda excesiva de vuelos a La Habana. Las empresas aéreas podrían realizar campañas para atraer a estadounidenses a otras ciudades cubanas, aconsejó, y aprovechar la demanda cubana para vuelos hacia Estados Unidos.                                                                                                                                                                                                                                                                              

La buena atención al cliente ¿expira? | #Cuba

Tomado de Giron.cu

A veces llegamos a algún punto de venta y aunque no encontremos el producto que buscamos, un simple “buenos días” o un “en qué puedo ayudarlo” nos anima a volver al mismo sitio para disfrutar de esa buena atención.

 Sin embargo en muchas ocasiones la experiencia suele ser muy diferente, pues pareciera que el respeto al cliente poco a poco comienza a caducar y empezamos a cuestionarnos hasta nuestra propia condición de seres humanos, tras regresar a casa con la garantía del maltrato.

 La atención al cliente constituye el servicio que proporciona una empresa para relacionarse con sus usuarios y generar en ellos un nivel de satisfacción. Se trata de un concepto de trabajo y una forma de hacer que compete a todos los trabajadores de la organización.

 Más, en muchos casos el comprador lejos de constituir el protagonista de la acción comercial, parece convertirse en obstáculo que entorpece el trabajo de los demás y siente como si fuera un favor el hecho de atenderlo.

 El asunto toca aristas de la conciencia ciudadana, como los valores y la solidaridad. Hace poco presencié una escena en un punto de venta estatal donde una persona de baja visión recibió una ofensa de la dependiente por preguntar si tenían un artículo y su precio, información que ya se encontraba en la tabla de ofertas, supuestamente para ella era innecesaria esa pregunta. O el caso de una anciana que reclamó con educación su comprobante luego de adquirir un llavero y obtuvo una áspera mirada, como si fuera insignificante su pedido.

 Acciones de este tipo dañan la imagen de la entidad comercial, y aunque es cierto que el trabajador de servicio, al igual que cualquier otra persona está sujeto a problemas personales y debe lidiar con cualquier tipo de consumidor, ello no debe influir de forma negativa en su trato diario, pues como versa el siguiente proverbio: “El que no sabe sonreír, no debe abrir una tienda”.

 Se trata de ofrecer una sonrisa amiga que contribuya a establecer la comunicación, lograr que el cliente se sienta a gusto con él mismo y el servicio, al escucharlo siempre de manera respetuosa y ayudarlo.

 Otro mal muy frecuente radica en el incumplimiento de los horarios que alteran el flujo de trabajo y los quehaceres de la vida cotidiana. El inventario, el cuadre de la caja o la limpieza del establecimiento durante la jornada laboral provocan rostros malhumorados y hasta una larga y agitada cola, que suele reducirse solo cuando se marcha “desdichada” la clientela.

 Y entonces ¿quién pierde? Será que nos hemos acostumbrado a esos fatales males al no denunciarlos a tiempo por las vías pertinentes, y se prefiere culpar al Estado cubano cuando en realidad la falta de organización, exigencia administrativa y sentido de pertenencia son los principales responsables del irrespeto a la población.

 Ante dichas deficiencias en el sector estatal algunos colocan al mercado no estatal en la cima, una forma de gestión que, aunque avanza en la búsqueda de iniciativas, a veces la ansiedad por vender cualquier producto sin una adecuada cultura de servicio genera malestar e incomodidad en la clientela.

 Por supuesto, existen ejemplos positivos en cuanto a la atención al cliente en ambos sectores, pero resta mucho por hacer para satisfacer a los consumidores, quienes al respecto son cada vez más críticos.

 Estas insuficiencias a pesar de ser visibles para todos no pueden permanecer ajenas a la sensibilidad humana, su denuncia debe ser un ejercicio crítico constante, el consumidor tiene el derecho de exigir un trato amable, mientras a los directivos de las entidades comerciales les corresponde la tarea de velar porque se actúe de forma correcta y ofrecer una respuesta cada vez más transparente y eficaz ante cualquier queja.

 La orientación al cliente debe ser siempre la esencia de la cultura de la empresa. En nuestras manos está que llevemos a casa no solo un buen producto, sino también la actitud atenta y agradecida de quien sirve, esa que no debe expirar nunca.