#VARADERO: Cuando el orden regresa a la playa (+ Fotos) #Cuba

Tomado de Giron.cu

Los problemas de erosión, manifestados en la playa de Varadero entre 1940 y 1950, y agudizados con proporciones alarmantes en la segunda mitad de los 80, además de la existencia de sobreacumulación de arena en algunos sectores costeros, exigían la urgente intervención del ordenamiento territorial y medioambiental.

 

Varias acciones se acometieron a partir del año 2000, mediante el Programa de Gestión Integrada de la Playa y luego la actualización del Plan de Ordenamiento del Desarrollo Turístico en Varadero. En ello han participado la Oficina de Manejo Costero del Centro de Servicios Ambientales de Matanzas (CSAM), la Dirección Provincial de Planificación Física (DPPF) en Matanzas, la delegación provincial del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medioambiente (Citma), el Instituto de Oceanología de Cuba, y la empresa Arentur, entre otros.

 

Acerca de los trabajos más recientes, actualiza la licenciada Katia González Rodríguez, directora general del CSAM. Ella sostiene con pruebas que es posible revertir las afectaciones causadas tanto por el hombre como por los fenómenos climatológicos, a varios espacios de la línea costera de Varadero.

 

La licenciada Katia González Rodríguez, directora general del Centro de Servicios Ambientales de Matanzas, sostiene que la línea costera es muy vulnerable a los fenómenos atmosféricos y al accionar humano.
La licenciada Katia González Rodríguez,
directora general del Centro de Servicios
Ambientales de Matanzas, sostiene que la
línea costera es muy vulnerable a los
fenómenos atmosféricos y al accionar
humano.

El ejemplo de un hotel

 

La zona donde está ubicado el Iberostar Varadero, en el sector Tainos, presentaba un proceso erosivo fuerte desde hacía muchos años. Era identificado como un punto caliente; es decir, un área donde la pérdida de arena predominaba ante su acumulación. Esta situación ocurría tanto en invierno como en verano.

 

“Como el ecosistema costero es muy vulnerable ante la presión antrópica y los eventos meteorológicos, había que dar una solución definitiva a este proceso que impedía al hotelero gestionar adecuadamente el servicio turístico. La arena presentaba escarpes, o sea escalones que no permitían al bañista acceder al mar, y era preciso emplear escaleras de madera para facilitar el disfrute de la playa”, explica González Rodríguez.

 

“En 2015 nuestro centro elaboró un proyecto y al siguiente año comenzó a desarrollarse por la empresa Inversiones Gamma S.A., perteneciente al Citma. La Oficina de Manejo Integrado Costeros del Cesam realizaría el control de autor; y Arentur Varadero, la ejecución.

 

“El trabajo de restauración de esta zona fue realizado en dos meses. Aquí fueron vertidos alrededor de 3 000 metros cúbicos de arena. Se trasladó la duna hacia tierra, cerca de unos 40 metros, pues antes quedaba muy próxima al mar y este cogía la arena y la llevaba aguas adentro, sobre todo cuando ocurrían eventos meteorológicos extremos”, añade la entrevistada mientras muestra varias fotos donde se observa el problema de hace un año.

 

“El retiro de la duna hacia atrás propicia entonces un área de sol de alrededor de 45 metros, que permite al hotelero colocar tumbonas, sombrillas y ofrecer, en general, un mejor servicio con el mayor provecho del producto turístico de sol y playa.

 

“Para la reforestación de este montículo y de la zona de protección fue empleada la vegetación autóctona de las áreas costeras: uva caleta, hicacos, boniato de playa, cuyas raíces detienen el paso de la arena hacia la playa debido al viento”.

 

Cambio de paisaje

 

En 800 metros lineales de playa aledaña al hotel Iberostar Varadero, la duna se alza ahora cuatro metros sobre el nivel del mar y 15 metros de ancho de base. En la verde hierba que le protege, se observan incluso algunas pequeñas flores. Nadie puede transitar sobre este espacio. Así lo advierte el cartel, donde una figura humana circula por un camino establecido.

Tras demoler edificaciones y restaurar la zona costera se pueden erigir infraestructuras de apoyo a la gestión turística en el lugar adecuado, como el ranchón y la pasarela del Iberostar Varadero.
Tras demoler edificaciones y restaurar la zona costera se pueden erigir infraestructuras de apoyo a la gestión turística en el lugar adecuado, como el ranchón y la pasarela del Iberostar Varadero.

Cuenta González Rodríguez que, tanto en los momentos en que se acometían las obras –con el constante trasiego y ruido de buldóceres, camiones y otros equipos–, como después, las opiniones de los huéspedes fueron favorables.

 

“Desde un inicio ellos se dieron cuenta de que tales intervenciones redundarían a favor del medioambiente, como medida de adaptación al cambio climático. Sabían que se prevé la subida del nivel del mar, que los eventos meteorológicos extremos serán cada vez más severos y frecuentes, y el retroceso de las costas –según estudios– continúa siendo de 1.2 metros por año. Entonces estuvieron de acuerdo en permitir algunas molestias, a cambio de detener los procesos erosivos en esta zona de la más bella playa de Cuba.

 

“Es preciso destacar que el hotel jugó un rol importante, al asumir la demolición de un bar-playa que se encontraba en el área de sol. La instalación construyó a su vez, en el espacio adecuado, es decir en la zona de protección, un ranchón con una pasarela de madera a 60 centímetros sobre la arena, para posibilitar el desarrollo de la vegetación por debajo de aquella.

 

“La gerencia del Iberostar Varadero ha tomado conciencia de lo importante que es para la gestión turística, cuidar de la restauración de la playa. Si no lo hiciera, al cabo de los meses todo volvería hacia atrás. Habría pérdidas de arena y de los recursos, tanto humanos como financieros y materiales”, analiza la especialista.

 

La cooperación del hotelero constituye, más que un gasto, una inversión de amplio beneficio. Pues al terminarse la restauración de la zona tiene a su disposición todo el frente de playa mejorado, y un mayor espacio de sol para explotar con una excelente imagen costera.

 

Cultivar el cuidado

 

Tanto en los trabajadores de esta instalación de turismo, como en los clientes que disfrutan del servicio, se va fomentando una educación medioambiental que redunda en más cuidado del entorno. Se aprende a disfrutar, pero a la vez proteger; a transitar por determinados caminos para no dañar la duna; y a mantener sobre todo la limpieza.

Las nuevas instalaciones hoteleras deben respetar el Plan de Ordenamiento del Desarrollo Turístico en Varadero, que propone la máxima capacidad habitacional de este polo.
Las nuevas instalaciones hoteleras deben respetar el Plan de Ordenamiento del Desarrollo Turístico en Varadero, que propone la máxima capacidad habitacional de este polo.

El proyecto de Iberostar Varadero finalizó en junio de 2016 y, tras la restauración, allí se han hecho monitoreos geomorfológicos cada dos meses para comprobar cómo se comporta la dinámica costera, si tiene pérdidas de arena, si crece la duna.

 

“Todo se mantiene muy bien, incluso este año en la temporada invernal, cuando habitualmente los escarpes son continuos, no hubo ni un solo reporte de estos en el frente del hotel. El agua llegó cerca de la duna, pero nunca impidió el servicio en el área.

 

“El monitoreo geomorfológico se realiza cada cuatro meses en toda la costa norte de Varadero, con el fin de estudiar las ganancias o pérdidas de arena de la playa. También controlamos la calidad del agua de la playa, un servicio importante para la delegación territorial del Citma; esta es una labor que se lleva a cabo por Gamma S.A., tanto de la costa norte como la sur”.

 

¿Turismo vs. economía?

 

Con el visible crecimiento turístico de Varadero surgen las interrogantes: ¿Cuánto más podrán aumentar las habitaciones y los visitantes, sin dañar a la playa azul?

 

La directora general del CSAM sostiene que turismo y economía pueden darse las manos. Añade que la Organización de las Naciones Unidas declaró este año como el del turismo sostenible y ello obliga a realizar buenas prácticas en el principal destino de sol y playa de Cuba.

 

El Plan Director de Varadero prevé insertar a este polo entre los líderes de la actividad en América Latina y el Caribe. Y si la meta es aumentar el número de habitaciones y desarrollar el servicio extrahotelero para la costa sur; también tienen que crecer los estudios sobre el agua del mar y la vigilancia sobre otros temas medioambientales.

 

“La presión antrópica sobre la península es muy fuerte por su configuración alargada y estrecha, y además las playas solo se ubican al norte. Por lo tanto, debemos elevar las acciones de preservación y conservación como modo de seguir contando con los ingresos propiciados por esta industria del ocio”.

 

Lo realizado en 2016 dio soluciones a uno de los puntos más deteriorados de esta región matancera. Pero se sabe que continúan los problemas en áreas como Kawama, y del hotel Cuatro Palmas, un sector entre las calles 18 y 24 del Varadero histórico, y entre las calles 30 y 36.

 

“Para hallarles solución, debemos ir paso a paso, pues cada lugar tiene su particularidad. En Iberostar Varadero se pudo intervenir de manera ágil porque tenía espacio suficiente para correr la duna hacia atrás, e incluso ha sido factible disponer de un área postduna para determinadas obras; pero no todas las instalaciones cuentan con esa posibilidad.

 

“Hace dos años rehabilitamos toda la duna del sector Villa Cuba sin necesidad de demoler, porque en esta área los procesos acumulativos son grandes. Incluso de aquí sacamos arena. Sin embargo, para acometer proyectos en otros espacios, hay que disponer del financiamiento necesario (a incluir dentro de los presupuestos anuales).

 

“Además, se tienen que realizar previamente los estudios de dirección de las corrientes, de los movimientos de la arena, eólicos y de batimetría, de conjunto con el Instituto de Meteorología y con Gamma S.A., entre otras instituciones.

 

“Quiere esto decir que posiblemente el trabajo en nuevas zonas se extienda hasta el año 2030. Por ejemplo, hay 11 tramos desde el hotel Oasis hasta la Casa de los Cosmonautas, donde existe un proceso paulatino de demolición de obras y de restauración de la duna. Son los sectores donde más afluye el turismo nacional”.

 

Por ahora están identificadas las instalaciones incompatibles con la zona costera de Varadero. El proceso de demolición de las mismas es complicado, pues no todos conocen –tanto las personas naturales como jurídicas– por qué violan la norma establecida.

 

“Desde luego, las primeras acciones van hacia los establecimientos estatales. Se les da la posibilidad de que establezcan una fecha para el inicio de la demolición, según el dinero disponible, y la posterior reubicación en otros lugares. A los incumplidores se les aplica el Decreto Ley 200 de contravenciones, el cual fija el alcance monetario de la multa a imponer.

 

“Hacemos, además, recorridos por las playas para identificar los microvertederos, los robos de arena, la tala indiscriminada de la vegetación propia de la zona costera, hecha con el propósito de tener vista al mar”, enumera la entrevistada, entre otras tareas para erradicar las infracciones.

El Decreto Ley 212 sobre la gestión de las zonas costeras establece claramente qué se puede hacer o no en los espacios de playa. El desarrollo del turismo puede estar en armonía con estas normas.
El Decreto Ley 212 sobre la gestión de las zonas costeras establece claramente qué se puede hacer o no en los espacios de playa. El desarrollo del turismo puede estar en armonía con estas normas.

No detener los pasos

 

Este año se prevé restaurar en el tramo 4, el frente de playa de los hoteles Tortuga y Barlovento; se estudian las dunas adyacentes a dichos lugares para igualar las características morfométricas, y que sean coherentes con el resto del territorio.

 

“A la par, concebimos y tramitamos con los hoteles algunas infraestructuras de apoyo como las pasarelas de las calles 9 y 13, donde hay mucha afluencia de personas de los poblados de Santa Martha, Cárdenas, Matanzas y otros territorios.

 

“Varias zonas cuentan con carteles educativos, informativos y regulativos, para concienciar y elevar la cultura ambiental de los bañistas, para que cuiden de la vegetación mediante el uso de las vías de acceso; además, para advertirles que no deben llevar animales a bañarse en el mar, ni abandonar residuos sólidos en la arena.

 

“En cuatro kilómetros del sector Los taínos realizamos un proceso de eliminación de las plantas invasoras, desde el hotel Naviti hasta el Paradiso Varadero. Este trabajo da continuidad a la labor que desde 2013 realizamos desde la instalación hotelera Oasis hasta el Naviti.

 

“La mayor concentración de casuarinas existe hoy en el sector Punta Hicacos, detrás del Bar Marina Palace. El año pasado fueron sacados de ahí, entre 67 y 70 camiones de poda de este árbol.

 

“Actualmente dos técnicos en manejo de la vegetación, que pertenecen a la Oficina de Manejos Costeros, controlan los rebrotes de esta vegetación invasora, así como de hierba guinea, lengua de vaca, y otras especies”.

 

Reconocer la protección

 

Para estimular el incremento de las labores favorables a las zonas costeras, la dirección territorial del Citma entrega el reconocimiento de Playa Ambiental, que es un esquema de certificación a hoteles con buenas prácticas. A estos se les hace un diagnóstico y un plan de acciones, en relación con la geomorfología, vegetación, estructuras eliminadas de la zona costera, calidad del agua, educación ambiental, entre otros.

 

Katia González Rodríguez informa que en 2017 mereció dicho reconocimiento el hotel Royalton; y en 2016 lo obtuvo el Meliá Las Antillas. Es una certificación ambiental válida por tres años, y si al merecedor se le detecta alguna contravención durante ese tiempo, se le retira esa condición hasta tanto la vuelvan a ganar.

 

Todo esto, unido a las acciones de Planificación Física para el buen manejo de unas 45 000 a 50 000 habitaciones que respondan al Plan Director, hará posible convertir a Varadero en uno de los mejores polos de sol y playa del mundo. (CARIDAD CARROBELLO–BOHEMIA–Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s