Internet en #Cuba: una herramienta para el desarrollo

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) pueden contribuir a brindar soluciones a los problemas del desarrollo, promoviendo no solo el crecimiento económico y la competitividad, sino también el acceso a la información. De igual manera, las TIC pueden perfilarse como estandartes de los conocimientos, la erradicación de la pobreza y la inclusión social.

En los últimos años, la evolución de las tecnologías se ha convertido en eje fundamental para la seguridad de los Estados; por lo que es imprescindible que su empleo esté en función del progreso humano, político, económico, social y cultural de nuestras naciones.

Sin embargo, progresivamente este territorio de intercambio de información y conocimientos va perdiendo su valor de acceso universal, para convertirse, rápidamente, en un espacio restringido y controlado por la proyección neoliberal de las grandes transnacionales que pretenden colonizar Internet. Temáticas abordadas durante la Conferencia Internacional “Nuevos Escenarios de la Comunicación Política en el Ámbito Digital”, realizada en La Habana este verano, confirman esta idea.

De acuerdo con la periodista Rosa Miriam Elizalde, quien fuera durante muchos años editora del portal Cubadebate –uno de los medios más relevantes de la web cubana-, la gobernanza o administración de los medios y las infraestructuras digitales es un asunto sobremanera importante en la región latinoamericana.

Cuando todos los productos ‘inteligentes’ son de importación, es difícil saber si puede ser utilizado por otros, particularmente en América Latina con las redes de telecomunicaciones más dependientes del mundo. Más del 90% del tráfico de la región pasa por servidos norteamericanos, el 85% de los contenidos digitales de Latinoamérica, están alojados en servidores estadounidenses, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones”, refiere Elizalde.

Una de las preocupaciones centrales en la época actual, está relacionada con la manera como se maneja y controla Internet. Los partidarios del neoliberalismo están logrando imponer en el ciberespacio su visión de un mundo donde imperen los mercados sin ninguna restricción y donde los Estados y las instituciones intergubernamentales dejen de cumplir sus roles de garantes del interés público.

La red cada vez se distancia más de sus orígenes en cuanto a la democratización del acceso a la información, factor que sin dudas constituía una amenaza a los poderes hegemónicos. Por ello, los defensores del status quo se propusieron no sólo privatizar y comercializar a Internet, sino también banalizar sus aplicaciones y contenidos, como una forma de impedir el dominio de las mayorías.

Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en una intervención realizada durante una Conferencia Internacional sobre Comunicación Política en Internet realizada en La Habana hace apenas dos años, refería que el mundo virtual de las TIC refleja hoy los principales problemas y contradicciones del mundo real del presente como la concentración de poder en manos de transnacionales; la desigualdad creciente y abismal  entre pobres y ricos; la privatización del conocimiento y la cultura; la visión imperial y belicista que concibe la Web como un espacio militarizado; la injerencia, la violación de la soberanía de las naciones y de la privacidad más elemental de los individuos; la reducción del ciudadano al estatus de consumidor potencial y el manejo inescrupuloso de sus inclinaciones más íntimas para crearle falsas necesidades.

Es así que en la actualidad, universalizar el acceso y uso de la red se torna una cuestión de cultura necesaria, y de apropiación crítica de la realidad, por tanto, su gobernanza debería constituir un elemento esencial del orden del día en la Sociedad de la Información, para contribuir a la consecución de los objetivos de desarrollo y al ejercicio de los derechos humanos.

La gestión internacional de la tecnología debería ser multilateral, transparente y democrática, y hacerse con la plena participación de los Gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las organizaciones internacionales.

La importancia de desarrollar y dominar nuestras infraestructuras comunicacionales, contribuirá también a reafirmar un pensamiento descolonizador, generando una producción cultural propia en la red. En tanto, se deberá apostar por un uso que promueva la solidaridad social, así como los valores asociados a la sostenibilidad económica, cultural y política de nuestras naciones.

tics-internet-en-cuba-1

En Cuba, se considera de alta prioridad promover el uso pacífico y legítimo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, así como las múltiples oportunidades que ofrece el ciberespacio para el desarrollo y bienestar de la humanidad. Igualmente, el gobierno se propone lograr que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se conviertan en un sector de desarrollo estratégico para la Nación.

Es por ello, que el país trabaja para integrar educación y capacitación, en aras de proyectar entre los usuarios una nueva cultura de participación en las redes, que tome en cuenta los riesgos reales que existen en el  ciberespacio.

En la medida en que exista una gobernanza más democrática de la Internet,  los usos sociales de las redes evidenciarán una recontextualización en cuanto a la comunicación política, fundamentalmente en el ámbito digital. Para ello, paralelamente deberá implementarse una cultura de ciberseguridad sólida, para que los usuarios concienticen la importancia de la protección de la información como un bien social, aspectos a los que el gobierno cubano presta especial atención, en su fuerte voluntad política para favorecer el acceso seguro a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

En palabras de Abelardo Moreno,  viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, en cuestiones de informatización de la sociedad, nuestra Nación no llega a deshora a la nueva época. “Aún bloqueados, no quedamos nunca al margen de la evolución de las tecnologías y las comunicaciones, ni de los cambios culturales que ellas entrañan para la Sociedad de la Información. Se trabaja al mismo tiempo para que la sociedad cubana continúe siendo una de las más tranquilas y seguras para sus ciudadanos, también en el ciberespacio (…) Constituye un desafío transitar por la au­topista de la información y el conocimiento de manera seria y ética. Debemos propiciar y defender una relación cada vez más responsable entre el ciudadano y el ciberespacio; un ciudadano más competente, pero también más responsable”.

El uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como herramientas para el desarrollo del conocimiento, la economía y la actividad político-ideológica, constituye una premisa ineludible en el proceso de informatización seguro y ordenado de la sociedad cubana, que actualmente potencia el Gobierno Revolucionario.

El país continuará trabajando por alcanzar una cultura digital característica del hombre nuevo, que aproveche el ciberespacio como un lugar de aprendizaje y desarrollo inclusivo, en aras de garantizar la defensa de nuestra cultura y el socialismo sostenible que construye nuestro pueblo, y con ello, la invulnerabilidad de la revolución.

En #Matanzas: Grupo Palmares con atractivas opciones este #Verano2017

El Grupo Empresarial Extrahotelero Palmares ofrece atractivas opciones este Verano 2017 al turismo nacional y extranjero, luego de concluir el primer semestre del año con un sobrecumpliento del plan de ingresos en más de un millón de pesos.

Salvador Lavielle, director de Palmares en la provincia, declaró a la prensa que hoy cuentan con 116 instalaciones en el territorio, donde se desarrollan diversas actividades principalmente la restauración, gastronomía ligera y recreación.

IMG_20170621_133755.jpg

El directivo explicó que cuatro productos se distinguen por su gran aceptación en la actual temporada estival, entre ellos, la Casa del Chocolate, única de su tipo en Cuba, pues además de contar con un centro de elaboración, bombonería y bar, posee un restaurante donde el cliente puede disfrutar el sabor de varios platos acompañados del chocolate, como ingrediente especial.

Varadero Cardenas (149).JPG

También destaca la dulcería-panadería Dulcinea, centro gastronómico que brinda servicios de desayunos, almuerzos y comidas ligeras elaboradas al estilo de la cocina francesa.

El complejo Marino-Paso, ubicado en el corredor turístico de la ciudad yumurina constituye otra de las refrescantes propuestas. La instalación inaugurada recientemente tras un proceso de reparación, combina un variado menú con la natural vista del río Canímar.

Paso 1.jpg

“Los diversos establecimientos brindan al cliente determinadas ofertas especiales y en sus colectivos impera la calidad en cada una de las ofertas, para que el cliente prefiera el lugar y regrese en otra oportunidad”, destacó Lavielle.

Como parte de las opciones recreativas, sobresalen las propuestas del Centro de Convenciones Plaza América y el Anfiteatro de Varadero, espacios propicios para actividades festivas y presentaciones de agrupaciones musicales. (Fotos: Tomadas de Internet)

Divulgan detalles de los provocadores de la Catedral de Santiago de Cuba – Contra los mercenarios cubanos

Por Sacarlett Lee. Hace algunos días circula por las redes un nuevo show contra el gobierno cubano, protagonizado por 3 ciudadanos en nuestra provincia. Nadie sabe de dónde salieron y a qué debe su actuación. Algunos lo visualizan por curiosidad, otros por casualidad y los menos –desde afuera-, porque aplauden toda comedia que protagonizan quienes dentro de nuestra isla, dicen ser “opositores”.

Lo cierto es que estos 3 ciudadanos, nombrados Alberto Antonio Ramírez Odio, Leonardo Ramírez Odio (hermanos) y José Carlos Girón Reyes responden a Alberto de la Caridad Ramírez Baró, quien se hace llamar “Coordinador del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos”  y quien –desde el parque Céspedes- filmó el video que ahora circula en Internet. Un grupito sin historia, proyecto o causa “justa”. Uno más.

Los 4, han realizado algunas actividades similares desde 2014 con el objetivo de engrosar un aval que les permita salir del país por el Programa de Refugiados Políticos que concede el gobierno de los EEUU, pues su único interés es emigrar.

El pasado 6 de junio de 2017 Alberto de la Caridad Ramírez Baró, recibió la carta de la Embajada de los EEUU en Cuba, donde se le informaba que después de ser analizado su expediente con el CU-233823, se determinó que: “no reúne los requisitos establecidos por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) para ser incluido en el programa de Refugiados. Esta decisión fue cuidadosamente analizada por el Coordinador de Refugiados y no tiene reconsideración”. Ante esta negativa, él, sus hijos y el otro miembro del grupo, consideraron erróneamente que la culpa es “del gobierno cubano”, quien en estos casos nada puede ni tiene que hacer y aunque se les ha explicado en varias ocasiones, ellos refieren que eso no puede ser, porque en la Embajada de los EEUU les han abierto las puertas en otras ocasiones para cursos de Periodismo, aun cuando no han cursado ni siquiera el 9no grado.

Este hecho, es consecuencia de la política hostil e injerencista del gobierno de los EEUU hacia Cuba, política que intenta por todas las vías posibles desacreditar nuestro sistema social, los logros incuestionables alcanzados por la Revolución en más de medio siglo y a nuestros principales dirigentes. Lamentablemente, también demuestra -burdamente- que para algunos “el fin justifica los medios”.

(Tomado del blog Santiago arde)

Introducen proyecto de ley para levantar bloqueo de EE.UU. a Cuba | Girón

El demócrata Ron Wyden, miembro del Comité de Finanzas del Senado estadounidense, presentó hoy el proyecto Ley de Comercio de Cuba 2017, con el fin de establecer relaciones comerciales normales con el país caribeño.

De acuerdo con el portal digital Insidetrade.com, la propuesta dirigida a levantar el bloqueo impuesto contra la isla hace más de 55 años cuenta con el copatrocinio de seis miembros de su partido: Patrick Leahy, Dianne Feinstein, Richard Durbin, Tom Udall, Patty Murray y Jeff Merkley.

La iniciativa removería los “principales estatutos que codifican las sanciones” contra la nación antillana, incluyendo los establecidos en la Ley Helms-Burton de 1996, la Ley Torricelli de 1992, y otras disposiciones que afectan el comercio bilateral y la inversión.

Como recordó el sitio web, la primera de esas normativas reforzó el cerco económico, comercial y financiero, al extender su aplicación a otros países que intercambiaran con la isla, mientras la de 1992 llevó las restricciones a filiales extranjeras de compañías estadounidenses.

El pasado 16 de junio, el presidente, Donald Trump, firmó en Miami, Florida, el llamado Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba, que revierte algunos avances en el acercamiento entre los dos países.

Con su reciente imposición de nuevas restricciones, Trump presentó una visión que mira hacia atrás y vuelve a una política fallida de aislamiento que no ha hecho nada para ayudar al pueblo cubano y ha dañado la economía estadounidense, expresó Wyden este martes en un comunicado.

El senador por Oregón sostuvo que su proyecto de ley presenta una visión alternativa, que mira hacia el futuro y fomenta el intercambio de ideas y el comercio entre las dos naciones.

De acuerdo con el legislador, décadas de experiencia han demostrado que el bloqueo nunca mejorará la vida de los habitantes del territorio antillano y, en cambio, solo sirve para cerrar a los exportadores norteamericanos un mercado natural de productos agrícolas y manufacturados estadounidenses.

Wyden fue uno de los varios miembros republicanos y demócratas del Congreso que en junio expresaron su rechazo a la decisión de Trump de retroceder en el proceso de normalización de los nexos con la isla.

Además, es uno de los copatrocinadores de la Ley de Libertad para Viajar a Cuba, la cual tiene el apoyo de 55 integrantes de la Cámara alta.  (Prensa Latina)

 

Cómo los conglomerados mediáticos siguen dominantes en la era digital

 

Dênis de Moraes.─ Los conglomerados de medios se convierten en actores económicos de primera línea en la era digital.  Acumulan diferenciales inaccesibles a organizaciones de menor porte: lastre financiero asegurado por bancos y fondos de inversión, altas tecnologías, knowhow gerencial, investigación y desarrollo de productos de punta, capacidad industrial, innovaciones técnicas, esquemas globales de distribución y campañas publicitarias mundializadas.  Es la interpenetración de aparatos tecnológicos, de modelos de planeamiento y de negocios que introduce circunstancias y factores sinérgicos entre los players, beneficiando la concentración y la oligopolización.

Ocupan posiciones destacadas sociedades, acuerdos estratégicos y joint ventures, que permiten a las empresas actuaciones conjugadas en partes distintas y complementarias de los procesos productivos y logísticos.  Al optar por estrategias de colaboración y descentralización parcial con división de responsabilidades, las corporaciones buscan aumentar sus lucros, sea cortando gastos y repartiendo pérdidas, sea minimizando riesgos, en especial los derivados de la inestabilidad económica y del encogimiento de la vida útil de las mercaderías.  Los proyectos exigen aportes financieros y buena logística para facilitar la circulación y las ganancias de escala en las plazas extranjeras, teniendo en cuenta adaptaciones a los costos y factores locales de producción, como también la necesidad imperiosa de equilibrar las relaciones entre trabajo, distribución de renta, poder adquisitivo, modelo tecnoprodutivo y sistemáticas de comercialización, de acuerdo con la estructura de cada mercado.

En ese marco, se reduce la participación de empresas de menor porte en los negocios de punta.  Quedan para las pequeñas y medianas empresas nichos mercadológicos o la provisión de insumos y servicios especializados, siempre que sea más ventajoso para las grandes compañías tercerizar la producción o adquirir bienes cuya fabricación sea costosa.  En ambos casos, gravitan en torno a la economía de escala de las corporaciones y precisan demostrar productividad, agilidad y creatividad para sobrevivir.

Para preservar el sistema monopólico y su lucro en permanente expansión, las corporaciones recurren a dos maniobras principales, según David Harvey.  La primera de ellas es la amplia centralización del capital, ejerciendo el poder financiero en busca de economía de escala y liderazgo en el mercado.  La segunda consiste en proteger, a cualquier precio, las ventajas tecnológicas por medio de patentes, leyes de licenciamiento y derechos de propiedad intelectual (1).

La concentración de los procesos productivos y de los esquemas globales de distribución y comercialización en torno a un puñado de grupos empresariales tiene por finalidad garantizar el mayor dominio posible sobre la cadena de fabricación, procesamiento, comercialización y distribución de los productos y servicios, ampliando considerablemente la rentabilidad y las condiciones monopólicas.  La contracción de la competencia alcanza su máximo nivel cuando los protagonistas de un mismo sector optan por fusiones, para recuperar la rentabilidad perdida en coyunturas de crisis económica.  Las sinergias empresariales trascienden los sectores originarios de cada grupo y se extienden a actividades potencialmente rentables, involucrando conocimiento innovador en tecnologías y técnicas avanzadas, planeamiento estratégico, poderío financiero y capacidad logística y distributiva.

Otras ventajas empresariales evidentes: aumenta el poder de negociación comercial con proveedores, disminuye gastos, reparte deudas y suma activos.  Las ganancias son reinvertidas en actividades diversas con el objetivo de minar antiguas supremacías y, si fuera posible, en establecer nuevos monopolios.

El éxito del sistema corporativo de medios también se vincula a la expansión de tecnologías que favorezcan el comando a distancia y la velocidad circulatoria del capital.  La productividad y la competitividad dependen de la capacidad de los agentes económicos de aplicar, con rapidez inaudita, los datos y conocimientos obtenidos, de forma sincronizada y en amplitud global.  La información estratégica en los circuitos digitales se vuelve una mercadería como otra cualquiera, sujeta a la ley de la oferta y de la demanda, al mismo tiempo convertida en precioso insumo básico para la generación de dividendos competitivos.

Con el uso de herramientas tecnológicas, grandes empresas acumulan volumen de informaciones esenciales para decisiones estratégicas, como investigaciones, tablas, informes e históricos de compras que delinean perfiles de clientes, deseos de consumo e, incluso, los posibles riesgos de pérdida de consumidores.  No es nada casual la lucratividad alcanzada por agencias de noticias transnacionales.  Recolectan, seleccionan y proveen, a peso de oro, una cantidad ininterrumpida de informaciones especializadas, que sirven para la instrucción en intervenciones inmediatas de traders, corredores y analistas.  Cuando más turbulencias hay en la economía globalizada, más recurren los especialistas a las terminales de cotizaciones y a los análisis de las agencias.  La disminución de los plazos de respuesta de inversores y especuladores se vuelve norma de sobrevivencia frente a la volatilidad de los mercados financieros.

El desarrollo tecnológico facilitó el acompañamiento diario del mercado, ya que la divulgación instantánea de las cotizaciones favorece una rápida percepción de las tendencias.  Además, los sistemas computarizados monitorean flujos financieros y tratan de evitar la distorsión de precios.  De acuerdo con el consultor financiero Marcelo d’Agosto, la carrera tecnológica “terminó desencadenando la automatización de las negociaciones, con la necesidad de adoptar estrategias de ejecución de los negocios cada vez más complejas. El objetivo”, dice, es “tratar de identificar, en el menor tiempo posible, las tendencias del mercado y evitar que las estrategias de negociación sean detectadas por los demás participantes” (2).

Con la sofisticación de las infraestructuras de gestión, acompañamiento e intervención en tiempo real, ya no se exige proximidad entre los lugares de planeamiento, producción y consumo.  Por el contrario, hay una íntima relación entre la desterritorialización de la producción y las instancias de control de todo el flujo empresarial, por medio digital.

Para ajustarse a mercados geográficamente dispersos, las organizaciones pasaron a comandar sus emprendimientos a partir de un centro de inteligencia –el holding– encargado de establecer prioridades, directrices, planes de innovación y parámetros de rentabilidad para subsidiarias y filiales. El holding se destaca como polo de planeación y de decisión al cual se remiten las estrategias locales, nacionales y regionales.  Organiza y supervisa la institución de arriba a abajo, en fragmentos y nódulos de una red constituida por ejes estratégicos comunes y jerarquías intermediarias flexibles.  Las tecnologías son insustituibles para el ejercicio del comando a distancia, pues posibilitan la coordinación y la descentralización de los procesos decisorios, así como la articulación entre los procedimientos operativos de filiales, subsidiarias, departamentos y áreas de planeamiento, ejecución, control e integración.

El sistema corporativo explota, con flexibilidad operacional y destreza tecno-productiva, una gama de emprendimientos y servicios tornados convergentes y sinérgicos por la digitalización.  La ejecución de tal objetivo implica la reorganización de las relaciones entre los grupos globales y públicos regionales, nacionales y locales, por intermedio de acciones de marketing que favorecen una oferta más heterogénea de productos, en consonancia con dinámicas estratificadas y desterritorializadas de consumo.  La exacerbada competitividad obliga a los gigantes empresariales a promover hibridaciones con trazos característicos de países y regiones, con el propósito de ajustarse a demandas de clientelas específicas.  Pero es preciso insistir en que esas eventuales mezclas con peculiaridades locales, regionales y nacionales, cuando se incorporan a productos y programaciones, se hacen a partir de criterios exclusivos de los grupos mediáticos, generalmente basados en investigaciones cualitativas de mercado.

Tenemos, entonces, una concentración de poder sin centralización operativa.  Sin embargo, no nos olvidemos de que esa flexibilidad es relativa, ya que filiales y subsidiarias permanecen en el radio de eventuales reorientaciones de la matriz.  El holding avala una red corporativa formada por elementos complementarios, pero mantiene, gracias a la informatización, la ascendencia sobre el todo, recurriendo a mecanismos de acompañamiento de metas de producción, costos, comercialización e ingresos.

El escenario descripto subraya el dominio de los mercados por los conglomerados mediáticos y profundiza asimetrías entre los centros hegemónicos (en los cuales las megaempresas son exponentes) y las periferias, lo que realza desajustes típicos del desarrollo excluyente y desigual que caracterizan el modo de producción capitalista en el escenario tecnológico.

A medida que esa configuración se cristaliza, se reduce el campo de maniobra para un desarrollo equilibrado y estable de los sistemas de comunicación y se agravan desajustes estructurales en un área estratégica de la vida social.  Por eso la urgencia de que reclamemos diversidad donde hoy está en vigor la extremada concentración mediática.  Son fundamentales legislaciones antimonopólicas y políticas públicas que reconozcan la comunicación como derecho humano, lo que implica discutir y adoptar mecanismos democráticos de regulación, de fomento a la producción audiovisual independiente, de impulso a los medios sociales y comunitarios, de incremento de los usos sociales y comunitarios de las redes digitales y de universalización de accesos y usufructos de las tecnologías.

*Dênis de Moraes es doctor en Comunicación y Cultura por la Universidad Federal de Río de Janeiro e investigador del Consejo Nacional de Desarrolo Cientifico e Tecnológico (CNPq), de Brasil.
Este artículo se basa en cuestiones abordadas en el libro Medios, poder y contrapoder, cuyos autores son Denis de Moraes, Ignacio Ramonet y Pascual Serrano (Buenos Aires, Editorial Biblos).

Desde Nueva York, la solidaridad con #Cuba acuerda nuevas acciones contra el bloqueo

Tomado de Cubadebate

Organizaciones solidarias con Cuba en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) acordaron nuevas acciones contra el bloqueo en los próximos meses, durante una reunión que culminó en la noche de este lunes.

En el encuentro, decenas de representantes de diversos sectores de la sociedad neoyorquina definieron como prioridades el homenaje al fallecido líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y el reclamo del fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla por más de medio siglo y de los programas de cambio de régimen.

Entre las actividades sobresalen la celebración del 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional en la mayor de las Antillas, y tributos a Fidel Castro el 13 de agosto y el 25 de noviembre, día de su natalicio y de su fallecimiento, respectivamente.

Las acciones de solidaridad también se producirán a propósito de una nueva votación en la Asamblea General de la ONU sobre un proyecto de resolución que llama a levantar el bloqueo contra Cuba, lo cual suele ocurrir a finales de octubre cada año desde 1992.

De acuerdo con los organizadores, las jornadas de respaldo a la isla caribeña incluirán marchas, veladas y concentraciones.

En declaraciones a Prensa Latina, Ike Nahem, coordinador de la solidaridad con Cuba en Nueva York, precisó que las actividades de los próximos meses se enmarcan en movilizaciones a nivel mundial de apoyo a la mayor de las Antillas ante la hostilidad estadounidense.

No solo aquí, también en otras ciudades de Estados Unidos, en Canadá y Europa veremos estas demostraciones, dijo.

Nahem opinó que las acciones de solidaridad revisten particular importancia, tras el anuncio hace unas semanas por el presidente norteamericano, Donald Trump, de un retroceso en el acercamiento bilateral impulsado por su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama.

Todo parece indicar que el gobierno estadounidense bajo la gestión de Trump retrocederá a la retórica anticubana, en una postura que no es más que una muestra de debilidad, y seguramente de aislamiento político, subrayó.

Para el activista neoyorquino, la próxima votación en la ONU contra el bloqueo resultará clave para ratificar que la agresividad contra la isla carece de respaldo en el planeta.

OFAC anuncia fecha para nuevas regulaciones de #EEUU sobre #Cuba #CubaVsBloqueo

Tomado de Cuabdebate

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro de los EEUU, anunció para el próximo 15 de septiembre nuevas regulaciones sobre Cuba, informó este lunes el Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba.

El anuncio apareció en la cuenta en la red social Twitter de esa organización, establecida en 1994 y con sede en Nueva York.

Junto al dato, existe un contador para medir el tiempo hasta la mencionada fecha, que marca 90 días después del pasado 16 de junio, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, comunicó en la ciudad de Miami, Florida, el cambio de postura hacia la isla caribeña.

Tras concluir su discurso sobre el tema, cuyo contenido es rechazado por diversos sectores, el ocupante de la Casa Blanca también firmó el llamado Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba.

Dicho documento restringe los viajes de los norteamericanos al país caribeño a partir de barreras burocráticas y establece la eliminación de visitas educativas a título individual.

También prohíbe las transacciones económicas, comerciales y financieras entre compañías estadounidenses y empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad.

Así y como consideró el Gobierno de la Isla en una declaración, se imponen trabas adicionales a las ya muy restringidas oportunidades que el sector empresarial estadounidense tiene para comerciar e invertir en Cuba.

El mismo 16 de junio, entidades federales de Estados Unidos publicaron guías para referirse a los cambios, y los documentos divulgados incluyeron preguntas y respuestas sobre las nuevas medidas.

Según la OFAC, sus enmiendas regulatorias se emitirían en los próximos meses y las transformaciones no surtirán efecto hasta la aparición de los próximos reglamentos.

Por su parte, el Departamento de Comercio aplicará los cambios necesarios a través de enmiendas a sus Reglamentos de Administración de Exportaciones.

Sobre los viajes de grupos de estadounidenses a Cuba para el contacto “pueblo a pueblo”, no los personales que serán prohibidos, las informaciones precisaron que los viajeros deberán mantener un horario completo de actividades de intercambio educativo.

También, esos conjuntos de personas serán supervisados por algún representante de la entidad que gestione las visitas a la isla, algo que había sido eliminado por el Gobierno del expresidente Barack Obama.

El Departamento de Transporte agregó que quienes pretendían viajar a Cuba y desistieron de ese propósito debían consultar con el transportista aéreo del cual adquirieron el boleto su posible cancelación y las políticas de reembolso.

Trump afirmó que su estrategia irá dirigida a hacer cumplir la prohibición que impide a los norteamericanos realizar viajes turísticos a la nación antillana y limitar el comercio para “impedir que llegue dinero al Estado cubano”.