#Rosa María Payá vs #Cuba: Pruebas, no palabras.

DanB_nqU8AAqmUk

Rosa María Payá ha negado la autenticidad de la carta que le escribió al Secretario General de la OEA Luis Almagro, pero su historial plagado de mentiras, incoherencias, y falsas acusaciones no la defiende. Era de esperar que actuara de ese modo.

Según el destacado psiquiatra peruano Dr. Carlos Bromley,  “las personas que sufren  trastorno psicopático de la personalidad, mienten con mucha facilidad y son muy hábiles para hacer de sus mentiras algo coherente”.

Para Bromley, “mentir puede ser producto de un contagio psicológico de comportamientos en un determinado entorno social, donde todo el mundo miente, más aún cuando la personalidad no está bien estructurada o cuando se tienen determinadas debilidades morales, de principios o de valores”.

Llevando estos conceptos del especialista al caso de Rosa María Payá, pareciese que los hubiera concebido estudiando el comportamiento y ambiente socio familiar de esta nueva “chica maravilla” del imperio.

Para no extenderme demasiado solo referenciaré algunos aspectos que sustentan mi afirmación:

Su padre, Oswaldo José Payá Sardiñas, fallecido en un accidente de tránsito el 22 de julio de 2012, fue un conocido cabecilla contrarrevolucionario, que en 2002 aseguró haber reunido 11.200 firmas, para su engendro político Proyecto Varela, sin embargo, no pudo presentar la acreditación de los firmantes como electores con declaración jurada ante notario, ¿por qué?, sencillamente porque la mayoría eran falsas. Cínicamente en el 2004 volvió a insistir presentando 14.000 firmas adicionales, que junto a las demandas realizadas volvieron a carecer de carácter legal.

Lo anterior sugiere que podría existir un componente hereditario en la patológica manía de Rosa María Payá de mentir.

No voy a hablar de la negativa influencia de los amigos terroristas y mentirosos de su padre porque son los mismos de ella ahora, solo faltan los fallecidos y los que han dejado sus cargos en el gobierno de los EEUU. También hay nuevos.

Algunos que se destacan: Donald Trump, Carlos Alberto Montaner, José María Aznar, Luis Almagro, Marco Rubio, Andrés Pastrana, Jorge Quiroga, Santiago Álvarez Fernández Magriñá etc, con semejante entorno de mentirosos, tergiversadores, inmorales y faltos de principios, sus trastornos de personalidad se han exacerbado.

Rosa María tiene su propio acervo de embustes. Uno que repite sin ningún pudor, “mi padre fue asesinado por el régimen cubano, el carro en que viajaba fue embestido por la parte trasera por otro vehículo con distintivos del gobierno. Es inmoral afirmar tal cosa contra todas la evidencias existentes, que demuestran que se trató de un accidente de tránsito, común y corriente.  Incluso el PSOE,  rechazó reunirse con ella acusándola de estar manipulando la muerte de su padre con fines políticos.

Es tal su enfermiza tendencia a la mentira que existiendo fotos del auto accidentado que demuestran que no existió tal golpe por la parte trasera, ella insiste en afirmar lo contrario. Igual hace ahora con la carta.

Otra más de la “chica maravilla”, “soy una refugiada política, temo por mi seguridad”, esta es otra descarada falacia, entra y sale de Cuba libremente sin ser molestada.

Una para el cierre, “vivo modestamente”. Tiene una casa de más de 300 mil dólares en Miami.

Existe algo muy importante que también la impulsa a mentir y es su ambición por el dinero y ella sabe dónde está, por eso algunas preguntas para Rosa María Payá.

¿Te has reunido o no con Marco Rubio?

¿Te pusiste o no de acuerdo con él en las acciones a realizar contra Cuba y Venezuela en el marco de la VIII Cumbre?

¿Te prometió apoyo, sí o no?

¿Qué te dijo de los presidentes latinoamericanos?

¿Cuál fue el principal dividendo que sacaste de ese amigable contacto?

El historial de mentiras, vasallaje, subordinación a los intereses de los enemigos de la Revolución y una conducta alejada de cualquier principio ético de Rosa María Payá, desacredita cualquier planteamiento suyo.

Por eso pruebas, no palabras, Rosa María.

Tomado de Blog Habana Inside.

Estados Unidos 60 años de errores con Cuba.

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Cualquiera comete una torpeza, pero lo de Estados Unidos con Cuba es un récord Guinness. El más reciente de los desaciertos fue la reunión sostenida del sub secretario de Estado, en la Cumbre de las Américas que se celebra en Lima, con un grupito de sus asalariados que poseen un historial muy…

El más reciente de los desaciertos fue la reunión sostenida del sub secretario de Estado, en la Cumbre de las Américas que se celebra en Lima, con un grupito de sus asalariados que poseen un historial muy alejado al de cualquier joven cubano.

El sub secretario John J. Sullivan, se reunió el 12 de abril 2018 a puertas cerradas, con miembros de la “oposición”, que no trabaja ni estudia en Cuba, pero Estados Unidos insiste en calificarla como “miembros de la sociedad civil independiente”. Por supuesto que son independientes del pueblo, pero totalmente dependientes del dinero y órdenes de Washington.

Martianos

Esos que Estados Unidos exhibe actualmente como “disidentes”, seguirán el mismo camino del olvido de sus antecesores en los años 80 y 90, cuando embriagados por el éxito obtenido con el Programa Democracia aprobado por Ronald Reagan, la Casa Blanca destinó millones de dólares para la fabricación de una “oposición cubana”.

¿Quién se acuerda de Yndamiro Restano y Hubert Jerez, de la llamada Asociación de Periodistas Independientes?; ¿De Lázaro Cabrera, Vladimir García y Omar López, de la Asociación Pro Arte Libre?

¿Alguien menciona a Humberto Colás y a Berta Mexidor, de aquellas inventadas Bibliotecas Independientes?

¿Han vuelto a ser noticia en los medios de Miami, Ricardo Bofill, Martha Freyre, María Elena Cruz Varela y Roberto Luque Escalona, quienes integraron el fantaseado Comité Cubano Pro Derechos Humanos, y la Concertación Democrática Cubana?

Ni en Cuba y menos en Miami, se habla del llamado Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, compuesto entre otros asalariados por Samuel Martínez Lara, Tania Díaz Castro y su líder Odilia Collazo Valdés, quien en realidad era la agente Tania de la Seguridad del Estado cubano, según sus testimonios aparecidos en el libro “Los Disidentes”, del 2003.

A otros que eran noticia diariamente, como lo son ahora Rosa María Payá y Antonio Enrique González-Rodiles, ya nadie les envía dinero,  y pasaron a mejor vida, entre ellos Vladimiro Roca, René Gómez Manzano, Félix Bonne Carcasés, Martha Beatriz Roque Cabello, Elizardo Sánchez, Jesús Yanes Pelletier y Gustavo Arcos, quienes conformaron el Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna Cubana, y llevaron a cabo la campaña “La Patria es de Todos”, impulsada por la mafia terrorista de Miami con Ileana Ros-Lehtinen al frente.

La fuerza que le dio Estados Unidos a Yoani Sánchez en el año 2007, haciéndola una súper “estrella” de la Web, con millonarios premios periodísticos, la conformación de un Blog, más un diario digital, ya no es noticia, porque su imagen fue confeccionada artesanalmente con cartón, por especialistas del Departamento de Estados y la CIA.

A pesar de todos sus fracasos los yanquis le echan nuevamente mano a una nueva promoción de asalariados, que desdicen mucho de sus patrocinadores, por conformar un equipo de megalómanos como Guillermo Fariñas, íntimo del asesino terrorista Luis Posada Carriles y González-Rodiles, con sus fantasías de ser licenciado en Física, a quien le construyeron el 2007 en Miami, un proyecto bajo el nombre de Estado de Sats, en fecha similar al de Yoani.

Como elemento significativo se destaca que, en cada una de las escuálidas reuniones de Estado de Sats, participaba un “diplomático” de la Misión de Estados Unidos en La Habana, quien controlaba lo que se decía y hacía. Al no obtener resultados, González-Rodiles fue destinado al apoyo de las Damas de Blanco, y a viajar constantemente a Miami para hacer campañas anticubanas.

Lo más denigrante para John J. Sullivan, fue tener que darle la mano a Danilo Maldonado, conocido por “El Sexto”, drogadicto confeso y sin nivel académico alguno, lo que demuestra el fracaso de Estados Unidos durante casi 60 años, en su intento por inventar una oposición a la Revolución popular cubana.

Se empecinan los yanquis en no reconocer el socialismo cubano, gastan miles de millones en planes, actos terroristas, campañas de prensa y en el abastecimiento a una contrarrevolución que, como reconocen sus diplomáticos en La Habana, “dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día”.

El tiempo se encargará de ver al grupito actual de “disidentes”, tomar el mismo rumbo de aquellos que en su momento fueron sus “estrellas rutilantes” y hoy nadie se acuerda de que existen.

Quizás algunos de ellos tomen la suerte de otros que, como, Néstor Baguer, Luis Veliz, Ana Rosa Jorna, Yamila Pérez, Noel Ascanio, Aleida Godínez, Alicia Zamora, Otuardo Hernández y Carlos Serpa Maseira, fueron desclasificados por los Órganos de la Seguridad de Cuba, y recibieron el reconocimiento de su pueblo por las tareas cumplidas como agentes secretos, que lograron engañar durante años a los experimentados Servicios de Inteligencia yanqui.

Cuba tiene mucho que mostrarles a sus hermanos latinoamericanos y caribeños, algo que Estados Unidos no puede y menos aún sus lacayos, porque como dijera José Martí:

Cuba no anda de pedigüeña, anda de hermana y obra con la autoridad de tal. Al salvarse, salva. Nuestra América no le fallará, por ella no le falla a América

¿Qué trae la Media Maratón de Varadero?

varadero

La habitual tranquilidad que se respira a la orilla del mar se alterará este domingo, cuando un grupo de corredores de 12 naciones imponga un ritmo vertiginoso y tome por asalto las arterias de la Península de Hicacos, sede de la primera edición de la Media Maratón de Varadero.

El evento contará con la participación de decenas de andarines, quienes competirán en una carrera popular (circuito de 3 000 metros), en los diez kilómetros y en la media maratón (21.0975 km), en esta última divididos por categoría de edad.

La carrera de diez kilómetros transitará fundamentalmente por la Autopista Sur del balneario yumurino tras partir desde el hotel Meliá Varadero, aunque el tramo conclusivo será por la Avenida principal, con meta en el Centro Comercial Hicacos. En cuanto a la media maratón, culminará en el mismo punto, pero tendrá un recorrido amplio por las zonas más cercanas a la playa, sin dudas un incentivo para todos los fondistas.

En cuanto a los participantes, resalta la incursión de varios kenianos, etíopes, mexicanos, italianos y ugandeses, países con experiencia y éxitos en carreras de largo aliento. Por ejemplo, Daniel Rotich (Uganda) es el inscrito de mejores resultados en la media maratón, con crono de 1:00.59 horas, registrado en septiembre del 2016 en Porto.

El africano de 25 años, quien este año tiene una marca de cabecera de 1:02.36 (24 de febrero en Riyadh), verá como principal rival al keniano Timothy Kiplagat, joven de 21 abriles que, a lo largo del 2018, ha concursado en los diez kilómetros de Valencia (décimo) y Laredo (tercero).

Según el portal oficial de la IAAF, Kiplagat no ha competido en media maratón este año, pero la Asociación de Estadísticos de Carreras refleja que en el 2017 sí tomó la largada en tres de estos eventos y logró tiempo de 1:01.11 en Eldoret, la principal ciudad al oeste de Kenia.

Por supuesto, muchas miradas se concentrarán sobre los andarines cubanos, específicamente en Richer Pérez, monarca de la maratón en los Centroamericanos de Veracruz 2014 y de los Panamericanos de Toronto 2015. El experimentado de 32 años se ha enfocado en la distancia más larga, pero tiene un registro de 1:04.46 en la media maratón, rubricado hace ya más de un lustro, el 12 de febrero del 2012.

Otros antillanos a seguir serán el veterano Henry Jaen (42 abriles) y Yudisleyvis Castillo, titulares del último Marabana. Ellos recientemente participaron en la Maratón de París con discretos cronos de 2:33.30 y 2:49.12, por ese orden. Castillo, dueña de un 1.16.28 como mejor marca en la media, afrontará el duro examen contra la keniana Mercy Kipchumba, quien logró un 1:13.22 hace un par de meses en Granollers, España. (Aliet Arzola Lima/Granma)

pineda.jpg

Andarines tras el placer de Varadero

En la sede de la Federación Cubana de atletismo, ubicada en la barriada habanera del Vedado, nos recibe Fernando Pineda, español que ha corrido más de 120 maratones en diferentes países y desde hace años tiene una agencia de viajes que se encarga de llevar corredores ibéricos y de otras naciones a competir en las principales maratones del mundo.

Hace varios días se encuentra en la Isla, pues él es uno de los principales gestores de la Media Maratón Internacional de Varadero, la cual se realizará este domingo a partir de las 7:00 a.m. Sobre aspectos vinculados con esa carrera, Pineda conversó con JR.

«Hace 35 años participé en una media maratón que se realizó en Varadero y siempre había pensado en la posibilidad de retomarla, por lo que le planteé la idea a Alberto Juantorena, amigo mío desde hace varios años, y él aceptó. A partir de ese instante empezamos a trabajar en esa iniciativa con la ayuda y la disposición de un grupo de personas y varios organismos. Espero que esta competición se mantenga durante mucho tiempo y no desaparezca.

«Se ha hecho un gran esfuerzo por traer la mayor cantidad de corredores extranjeros, pero no va a venir un gran número porque comenzamos la promoción muy tarde. Sin embargo, podremos contar con casi 45 atletas de 12 países aproximadamente e integrantes del equipo nacional cubano», declaró.

Un factor del que podría depender el éxito de esta inminente competición es el tema de las marcas, sobre lo cual Pineda comentó que «mi hijo es mánager internacional de atletas de élite de la IAAF y siempre tuvimos claro que un factor imprescindible en una carrera internacional es la marca. Estos corredores que vendrán tratarán de hacer registros de relevancia que entren dentro del concierto mundial, algo que de lograrse lanzaría a Varadero como un destino importante para los principales exponentes del mundo».

—Varadero, sin dudas, le dará un caché extra a esta competición.

—Es un lugar privilegiado para irse de vacaciones y también tiene a su favor un recorrido muy plano. Hemos planificado el trayecto para que se corra por la autovía y luego se entre a Varadero, para que de esa forma el pueblo también pueda presenciar el espectáculo. Se dará la arrancada a las siete de la mañana para ambas distancias, por lo que la temperatura será idónea y permitirá que los atletas más experimentados en una hora y un poquito hayan terminado.

«La carrera popular tendrá una distancia de tres kilómetros y uno de los alicientes será ver corriendo a estrellas del atletismo cubano, como Juantorena, Javier Sotomayor, Ana Fidelia Quirot y Yipsi Moreno».

Sabotaje a la tienda habanera El Encanto: una operación de la CIA.

f0105599

Los preparativos y el entrenamiento que realizaban oficiales norteamericanos en Guatemala y en Nicaragua con exiliados cubanos para una invasión a Cuba, no era un secreto para nadie.

El 7 de octubre de 1960 el canciller cubano Raúl Roa denunciaba en la ONU que con la anuencia del gobierno de esos países se realizaban los preparativos para la invasión a Cuba.

Mientras tanto, el gobierno norteamericano apostaba por crear –antes de la invasión–un ambiente de caos en la isla mediante una serie de actividades terroristas, principalmente en La Habana, que serviría para apoyar la invasión. Para ello contaban con la participación de organizaciones contrarrevolucionarias y de elementos desafectos a la Revolución.

Se llevaron a cabo operaciones de introducción de armas y explosivos en la costa que luego se enterraban para ocultarlas, además de infiltración de equipos y de agentes entrenados.

Desde el mes de enero de 1961 hasta el preludio de la invasión en abril, las organizaciones contrarrevolucionarias intensificaron sus actividades terroristas, sin embargo, lejos de lograr el caos y el terror en la población, –como la CIA esperaba–resultó todo lo contrario.El pueblo cerraba filas con el Gobierno Revolucionario apoyándolo.

Es así como ocurre el sabotaje a la exclusiva y elegante tienda habanera El Encanto, icono de la burguesía cubana, donde fallece la compañera Fe del Valle, trabajadora y miliciana en ese comercio.

El jefe de la organización contrarrevolucionaria Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), en el sector del comercio, Mario Pombo Matamoros, conocía que el empleado de la tienda Carlos González Vidal, era un desafecto con la Revolución, por eso una semana antes, lo contactó y le propuso que realizara el sabotaje.

Carlos aceptó, pero con la condición de que luego de realizada la operación, lo sacaran del país, concretamente a Estados Unidos.

En horas de la mañana del 13 de abril de 1961, un enlace con la organización contrarrevolucionaria le entregó a Carlos dos petacas incendiarias preparadas con explosivo plásticoC-4, camufladas en cajetillas de cigarrillos Edén, muy populares en aquel entonces, con la indicación de colocarlas en zonas vulnerables para que se propagara un incendio.

Y así lo hizo. Poco antes del cierre de la tienda, a las seis de la tarde, Carlos aprovechó un instante en que se quedó solo. Activó una de las petacas y la colocó entre unos rollos de tela.

En otro piso realizó la misma operación y luego abandonó el edificio. En la calle lo esperaba un auto que lo llevó a la playa de Baracoa.

En un instante las petacas incendiarias estallaron y comenzó el incendio de grandes proporciones dada la alta combustión de la sustancia inflamable de uso militar.

De acuerdo con las investigaciones efectuadas, el incendio se propagó en los siete pisos de la tienda por los conductos del aire acondicionado. Fue imposible detenerlo y la tienda quedó reducida a escombros y vigas de acero retorcidas. Las pérdidas materiales fueron de unos 20 millones de dólares.

Se dice que la compañera Fe del Valle falleció al quedar atrapada en una escalera cuando trataba de salvar los fondos de la Federación de Mujeres Cubanas.

A las cuarenta y ocho horas cuando apenas quedaban algunos focos del incendio en El Encanto, los milicianos que custodiaban la playa de Baracoa, detectaron en la madrugada, que desde una casa se hacían señas con una linterna hacia el mar.

Inmediatamente procedieron a registrar las viviendas y a interrogar a sus moradores.

Y entonces, ocurren dos cosas inesperadas: el jefe de la compañía de milicias que custodiaba la costa en esa zona era también empleado de El Encanto y reconoce perfectamente a Carlos González Vidal, enviándolo detenido para la Seguridad del Estado en 5ta. y 14, Miramar.

Allí lo detecta Oscar Gámez, quien también había sido empleado de la tienda. Carlos desconocía que desde hacía algún tiempo era agente de la Seguridad. Luego de presentarle varias evidencias que lo vinculaban con el sabotaje, y de interrogarlo durante varias horas, logró que confesara que él había sido el autor material del incendio.

Fachada de la tienda El Encanto con adornos navideños en la década de 1950. Foto: Archivo
Sección de perfumería de la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Otro ángulo de la sección de perfumería de la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Interior de la tienda El Encanto, La Habana. Foto: Archivo
Vidriera de la tienda El Encanto que muestra sus modelos exclusivos. Foto: Archivo
Así quedó destruida la exclusiva tienda habanera en una operación realizada por agentes de la CIA. Foto: Archivo
El frente de la tienda por la calle Galiano muestra los destrozos del sabotaje. Foto: Archivo
Vigas de hierro retorcidas por el calor y escombros, es lo único que queda de la exclusiva tienda El Encanto. Foto: Archivo
Petacas incendiarias preparadas con explosivo plástico C-4, fueron utilizadas para provocar el sabotaje a la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Al parecer, la compañera Fe del Valle falleció al quedar atrapada en una escalera cuando trataba de salvar los fondos de la Federación de Mujeres Cubanas. Foto: Archivo
Acta de detención de varios elementos contrarrevolucionarios que estaban involucrados en el sabotaje a la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Petacas incendiarias preparadas con explosivo C-4, y camufladas en cajas de cigarros Eden, fueron utilizadas en el sabotaje a la tienda El Encanto. Periódico Revolución, 30 de diciembre de 1960. Foto: Archivo
Dar5QbJVMAA5aqF

La Usaid es incompatible con las aspiraciones de los pueblos › VIII Cumbre de las Américas.

f0105585

Articulo tomado de Granma.

LIMA.–Lo que destinó el programa del V Foro de Jóvenes de las Américas para la jornada del jueves, 12 de abril, es lo que cualquier cubano calificaría como una inyección neoliberal en sangre.

Con esto fue más que suficiente para eliminarle el beneficio de la duda a este encuentro, si es que todavía había alguien en la sala donde se reunián los más de 200 jóvenes de 35 países, que todavía pensara como otro –digamos más original u apegado a la realidad del continente– el carácter de este espacio, diseñado con especial interés para promover la iniciativa privada, la ampliación de los programas externos e injerencistas enfocados hacia los jóvenes y la promoción de «agentes de cambio» que a través de pequeños y grandes negocios o proyectos cambien la realidad de sus países.

La primera conferencia del día estuvo a cargo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), ampliamente conocida y descaracterizada en Cuba por sus tácticas injerencistas y subversivas con enfoque en los jóvenes. El tema de la ponencia, presentada por el funcionario Mark Green, quien salió como huyendo de la sala sin dar tiempo a preguntas, fue El Papel de la Cooperación Técnica Internacional en la Promoción del Desarrollo de la Juventud.

En Cuba conocemos bien las tácticas de «cooperación técnica» impulsadas por la Usaid.

En este 2018 esa agencia, de conjunto con Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB),  FreedomHouse, entre otras organizaciones y actores «no gubernamentales», serán los principales impulsores de un nuevo proyecto injerencista: una Fuerza Operativa en internet presentada como un proyecto para mejorar el acceso en Cuba.

La OCB, señalaba uno de nuestros especialistas, es el paraguas de Radio y TV Martí, «reliquias de la Guerra Fría diseñadas para emitir propaganda enemiga y llevar a cabo operaciones sicológicas contra Cuba».

Y de la Usaid hay más. Fue esa agencia la que estuvo detrás de la contratación en el 2009 de raperos para que se manifestaran contra el Gobierno revolucionario, como reveló la Associated Press (AP). Su objetivo era agujerear el movimiento de hip hop en la Isla y convertirlo en un núcleo que sirviera para desestabilizar el país. En ese momento «cambio social» eran palabras claves en el documento filtrado por la agencia estadounidense de noticias, la cual reveló que en su acto intervencionista la Usaid puso en riesgo a los muchachos que cayeron en sus trampas.

«El truco era hacerlo sin que los arrestaran», publicaba entonces la AP. Luego, la Usaid sacaría a la luz una declaración en la que asumían la responsabilidad de estas acciones.

Simultáneamente al programa con el hip hop, la agencia lanzó otro: ZunZuneo o el «twitter cubano», mediante el cual se enviaban cientos de mensajes movilizativos contra el Estado a los móviles de adolescentes y jóvenes del país. Cada estrategia fue encubierta a través de mecanismos financieros que también fueron revelados.

Ante la avalancha de discursos neoliberales que colmaron el programa de la juventud, los cubanos prefieron acompañar desde las redes sociales la denuncia de Cuba en el Diálogo de la sociedad civil. Foto de la autora

Igualmente, a partir de sus fachadas, la Usaid intentó ensuciar el Concierto de Paz sin fronteras, y el Festival de música electrónica de Rotilla, en Mayabeque, aunque ninguno de esos dos alcanzó tantos titulares como el Programa de Agentes Viajeros.

Esta acción se basaba en el envío de jóvenes de Venezuela, Costa Rica y Perú a Cuba con fines de subversión política. Deseaban incentivar una rebelión, razón por la cual los latinoamericanos captados para trabajar como su mano negra operaban de manera encubierta, bajo la fachada de turistas, con el objetivo de identificar «agentes de cambio».

Jóvenes peruanos fueron manipulados con este fin y, aun así, en este Foro de Jóvenes de las Américas, se invitó a la Usaid a participar. ¿Curioso? No tanto. En realidad este es un foro concebido para promover las bases del capitalismo, e influir en la región con doctrinas derechizadas.

Por eso, más o menos de la misma catadura de la Usaid fueron otros de los panelistas invitados a exponer las bonanzas del mercado ante los presentes en el V Foro de Jóvenes de las Américas, evento patrocinado por emporios como el Banco Mundial, Pepsico, la famosa cadena de mercados Walmart, Facebook, Twitter y, claro, la OEA.

Hubo incluso una conferencia sobre Mujeres líderes y emprendedoras en mercados globales, quizá pensada para respaldar el viaje a Lima como parte de la delegación oficial de Estados Unidos de Ivanka Trump, hija y asesora especial del presidente Donald Trump, y la cual se acreditó para la III Cumbre Empresarial.

Los medios publican que Ivanka está enfocada en presentar «una nueva iniciativa para impulsar el empoderamiento económico de las mujeres en la región».

Igualmente, se produjo en el evento de jóvenes un Diálogo juvenil con Jorge Familiar, vicepresidente para América Latina y el Caribe del Banco Mundial; y un encuentro con Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook e Instagram en esta región del continente.

Por suerte, no es en los salones de conferencias ni con esas personas con las que los jóvenes participantes en este Foro consensuaron la Declaración final.

De lo contrario, se corría el riesgo de que el documento se pareciera más a una valla publicitaria que a una posición de principios.

Judo nacional: apunten el nombre de Nahomi Acosta.

nahomi-acosta.x55124-580x419

El judo cubano ha estado cargado de estrellas femeninas que no es ocioso recordar de vez en cuano: Legna Verdecia, Driulis González, Odalys Revé, Estela Rodríguez, Amarilis Savón, Sibelis Veranes, Daima Beltrán, Yurisleidis Lupetey, entre otras decenas. Y desde este 2 de abril quizás haya que sumar hacia el futuro el de Nahomi Acosta.

Con un actuación impecable en cuatro salidas al tatami, a pesar de sus 16 años y solo seis meses en la división de 52 kilogramos, la capitalina Acosta fue la gran sorpresa del primer día del campeonato nacional de judo, al coronarse en esa división y pensar seriamente en ser nuestra representante a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

La nueva monarca de la categoría abrió el certamen con triunfos por ippón sobre las artemiseñas Elidiani Martínez y Brenda del Cristo, para acto seguido repetir la dosis contra la pinera Nanda Durán en semifinales. Así quedó pactado el match final ante la primera figura de ese peso en Cuba, la pinareña Yurisleidys Hernández, a quien dominó por wazari en una pelea que manejó con precisión táctica.

“Cumplí al pie de la letra lo que me había dicho mi entrenadora Driulis González y aunque nos conocemos bien por los topes previos, pude tomar desquite de mi derrota con ella en el Match de Retadores de enero pasado”, dijo Acosta, quien practica judo desde los seis años y es natural del municipio San Miguel del Padrón, en La Habana.

Sobre su ascenso de peso (antes estaba en 48 kilogramos) recordó que se siente feliz y tiene la motivación altísima para poder ser la primera figura del país en esa división. “Tengo como paradigma a Driulis y quiero llegar a sus premios”, señaló consciente del reto tan alto que se ha propuesto.

El otro título para La Habana en la primera jornada de la justa nacional, que se celebra en la Sala Ramón Fonst, lo aportó Melisa Hurtado (48 kg), al imponerse con relativa facilidad a sus tres rivales: Celianny Castillo de Sancti Spíritus, Roxana Rodríguez de Holguín; y a Blanca Cabrera de Holguín, esta última en la discusión del título.

Motivada en extremo tras el bronce mundial juvenil del 2017, Hurtado no dejó dudas de su calidad y clase, incluso con un derroche de técnicas que pocas veces vemos en una judoca. “Estoy muy feliz, pero lo más importante es que quiero multiplicar esa felicidad en este ciclo olímpico a todos los niveles”, comentó con su nuevo look en el peinado.

Los 57 kilogramos volvieron a ser dominados por la mayabequense Anailis Dorvigni gracias a cuatro sonrisas sin grandes contratiempos, la última de ellas por descalificación frente a la holguinera Delkis Hernández, en lo que fue un remake de lo sucedido en similar torneo del pasado año.

“Tengo en la mente una medalla en Barranquilla y este nacional fue muy bueno para la preparación que estoy haciendo. Me queda el clasificatorio panamericano y espero ganarlo”, comentó una de las judocas que tiene como máximo aval internacional un bronce continental.

Finalmente, la campeona de la categoría más pequeña (44 kg) fue la camagüeyana Samarit Gregorio, quien aprovechó la descalificación de la primera figura Yanisleidis Ponciano por 200 gramos encima del peso de tolerancia establecido para el certamen.

Este martes continuarán las acciones de la principal justa de ippones con las disputas de las divisiones de 63 kg, 70 kg, 78 kg y +78 kg, con la presencia de nuestra doble campeona mundial Idalis Ortiz en esta última, mientras se espera un enfrentamiento muy peleado entre Onix Cortés y Olga Masferrer en los 70.

Medallistas de la primera jornada:

44 kilogramos
ORO: Sumarit Gregorio (CMG)
PLATA: Linnet Hernández (ART)
BRONCES: Jennifer Terrero (IJV)
Claudia Betancourt (PRI)

48 kilogramos
ORO: Melisa Hurtado (HAB)
PLATA: Blanca Cabrera (GRA)
BRONCES: Betsy Rodríguez (HAB)
Liannis Paumier (SCU)

52 kilogramos
ORO: Nahomi Acosta (HAB)
PLATA: Yurisleidys Hernández (PRI)
BRONCES: Heyla Creach (GTM)
Yadira Cruz (CAV)

57 kilogramos
ORO: Anailis Dorvigni (MAY)
PLATA: Delkis Hernández (HOL)
BRONCES: Arnaes Odelín (SCU)
Thaillén Castillo (HAB)

(Tomado de Cubadebate)

Aulas inteligentes en Cuba: La tecnología al servicio del saber

Tomado de Cubadebate. Parece un entorno futurista o una imagen propia de naciones con un alto grado de desarrollo informático y computacional. Sin embargo, un grupo de 50 aulas inteligentes llegan a diferentes puntos de la geografía cubana y convierten los tradicionales salones de clases en laboratorios donde la interactividad y la tecnología toman la palabra.

Sustentadas en los sistemas operativos Nova y NovaDroid —ambos de producción nacional— las aulas inteligentes llegan al calor del proceso de informatización que vive la sociedad cubana. A su vez, representan un paso mayor de cara a elevar la presencia de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en las escuelas del país.

Esencialmente desarrolladas por la Empresa Industrial para la Informática, las Comunicaciones y la Electrónica (Gedeme) y la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), este proyecto se inserta como parte del tercer proceso de perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación y ofrece una herramienta capaz de combinar las aplicaciones más avanzadas con la experiencia de los mejores profesores.

De la tiza y la libreta a la wifi y los servidores

Compuestas por una pizarra digital interactiva, varias tabletas o laptops, una antena wifi, dos servidores, un dispositivo para el profesor, un proyector y un equipo de carga, las aulas tecnológicas representan uno de los mayores cambios en los modelos de enseñanza a nivel mundial.

Más allá de un diseño que rompe los patrones clásicos del salón con libros, tiza y una relación frontal entre maestro y alumno, este equipamiento busca mejorar los estándares de aprendizaje y dotar a los estudiantes de una herramienta más cercana a sus prácticas comunicativas y de uso de las nuevas tecnologías.

Dentro de un aula inteligente el profesor tiene un mayor control sobre la actividad de sus estudiantes, puede enviar información personalizada, compartir links y reproducir videos directamente en cada dispositivo, seccionalizar las preguntas o realizar evaluaciones más profundas. A su vez, permiten la creación de bibliotecas virtuales, la utilización de recursos multimedia para el desarrollo de la clase y hasta el habitual registro de asistencia o el acto de levantar la mano para responder alguna pregunta.

De acuerdo a varios estudios, el uso de los recursos de las aulas inteligentes garantiza una mejor gestión del conocimiento, una mayor independencia de los alumnos y una relación más fluida con el profesor. Además, promueven el intercambio de información, un debate más amplio y una apropiación más sólida de las materias, sobre todo por el empleo de recursos multimedia e interactivos.

Con esos precedentes estas aulas llegaron a Cuba finales de 2015, vinculadas a los esfuerzos por informatizar sectores vitales para el país como la educación, la salud o las áreas de capacitación de los Organismos de la Administración Central del Estado. Luego de la adquisición en el extranjero de unas pocas de ellas, la Isla se dio a la tarea de lograr un equipamiento producido en su mayoría en el territorio nacional.

“La idea surgió a partir de las experiencias con algunos socios estratégicos de otros países. Basado en la tecnología que teníamos disponible aquí para la comercialización y los nuevos desarrollos creamos el conjunto de arquitectura que vemos hoy”, dice el Ing. Fernando Fernández, Director de la Unidad Empresarial de Base Gedeme Servimática.

Salvo los proyectores y la pizarra —todavía con el sello de productos importados— el resto de los dispositivos salen de la unidad comandada por Fernando, a todas luces la primera gran ventaja de la iniciativa. Productos nacionales al fin, tanto el equipamiento técnico como sus desarrolladores están al alcance de la mano, un elemento que ofrece seguridad para emprender nuevos proyectos en el menor tiempo posible.

Gracias a esa posibilidad y al trabajo conjunto entre el Centro de Tecnología para la Formación de la UCI y Gedeme, a mediados de 2016 la Feria Internacional CubaIndustria vio la presentación oficial de las aulas inteligentes nacidas en la Isla. En esa ocasión el stand recibió el Premio de Diseño de la Oficina Nacional de Diseño Industrial y atrapó la atención de la gran mayoría de los participantes.

Como parte de esa alianza Gedeme se encargaría del mobiliario, la marquetería, la iluminación y los componentes de hardware del sistema, mientras la UCI debía trabajar para garantizar el funcionamiento de los programas y aplicaciones.

De ese propósito surgió el software XAUCE ATcnea, una solución creada por la universidad cubana para controlar todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Según sus diseñadores, esa propuesta tiene éxito porque cuenta con iguales capacidades a las de su similar extranjero y permite un óptimo aprovechamiento de los recursos.

Sobre los requerimientos técnicos, Fernando Fernández asegura que otra de las ventajas de este modelo de aula inteligente radica en que no necesita de grandes prestaciones de hardware para funcionar. Según el directivo, los servidores parten de una arquitectura simple, pero convertida por los ingenieros de la UCI en un producto con las mismas opciones que los comercializados por las grandes empresas vinculadas a estas tecnologías.

Además, las aulas tecnológicas tienen disponibilidad para asumir los requerimientos de cualquiera de los niveles de la enseñanza general en el país, una característica que ofrece un amplio espectro de potencialidades de uso. Finalmente, la preponderancia de componentes de producción nacional tanto en hardware como en software garantiza una solidez en la búsqueda de la soberanía tecnológica en un sector tan complejo como el de la informática y las comunicaciones.

Así, 2017 cerró con la venta de las primeras 50 aulas tecnológicas para las pruebas de campo y de rendimiento técnico. De ellas, el Ministerio de Educación de Cuba (Mined) adquirió 27 para distribuirlas por todo el país, y las restantes fueron hacia otras entidades como el Ministerio de la Agricultura, el de Salud o el Grupo Empresarial Azcuba. A menos de dos años de su primera implementación, la Isla entró al entorno de las aulas virtuales o interactivas.

Aulas tecnológicas: el panorama de cara al futuro

Según dijo al periódico Granma el Ms C. Fernando Eugenio Ortega Cabrera, Director de Tecnología Educativa del Mined, cada año Cuba destina cinco millones de CUC para la inversión y el mantenimiento de los equipos informáticos de las escuelas del país. No obstante, los años de explotación y la velocidad en las transformaciones de sus componentes dificultan mantener un nivel alto de prestaciones en los laboratorios.

Junto a ese panorama, y en un contexto con limitaciones de conectividad y otras cuestiones vinculadas a la velocidad de navegación —de acuerdo a Ortega Cabrera poco más del 15 por ciento de las instituciones docentes tienen acceso a la Red Informática del Mined—, muchos dudan sobre lo atinado de este proyecto o su verdadera efectividad más allá de las primeras experiencias. Sin embargo, Fernando Fernández aclara que las aulas tecnológicas no necesariamente deben tener acceso a Internet para cumplir su función.

“Estas aulas son una herramienta para la enseñanza-aprendizaje, no para el entretenimiento o la navegación. Esos servicios representan complementos a su objetivo esencial y aunque cada día resultarán más imprescindibles, su ausencia no implica un problema. En su diseño valoramos las cuestiones de acceso a la red y las aulas pueden intercambiar o no con el exterior sin perder su propósito fundamental”, comenta.

Para ello, por ejemplo, uno de los servidores está destinado al almacenamiento de la información necesaria para la clase, y el otro concentra sus recursos en unificar las prestaciones telemáticas imprescindibles para el funcionamiento de una red local. “Allí tenemos chat, correo electrónico o portal de autenticación, unas herramientas que el profesor tiene a su alcance para garantizar la calidad de la docencia”, apunta Fernando Fernández.

Además, cada dispositivo lleva instalados los recursos para el aprendizaje desarrollados por la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (Cinesoft), así como con los contenidos disponibles en el portal Cubaeduca. Esas soluciones contribuyen a minimizar el impacto de los problemas de infraestructura y acceso a la red, aunque Ortega Cabrera anuncia la proyección de conectar todos los centros educativos antes de 2021.

Mientras tanto, de cara al futuro ya el aula tecnológica está cerca de una segunda entrega para responder a las expectativas de los clientes. De acuerdo al Ing. Sandy Núñez Padrón, asesor de mercadotecnia de la UCI, entre las solicitudes recientes para mejorar la herramienta aparecen concluir una versión solo para laptops o computadoras de escritorio y otra solo para tabletas. Además, trabajan para permitir la opción de importar y exportar la clase.

“Ahora mismo tenemos algunos sistemas en el proceso de verificación de calidad, porque nuestro objetivo es mejorar el software y sus prestaciones. Las aulas tecnológicas son una iniciativa ambiciosa, pero viene aparejada a la intención del país de incorporar la tecnología al proceso docente educativo. Los estudiantes de hoy son multimediales y multidispositivos, y es nuestra obligación hablar sus códigos para llegar mejor a ellos”, asegura.

Sobre el tema, el director de la UEB Gedeme Servimática confirma la existencia de un programa de desarrollo enfocado a la actualización de esa tecnología, sobre todo para llevar esa herramienta hasta instituciones con mayores requerimientos de procesamiento, como las universidades o los centros de investigación.

Según el directivo, para finales de 2018 debe salir una versión mejorada disponible para computadoras de escritorio. “Las aulas que tenemos hoy están montadas sobre protocolos Java a través de la conexión inalámbrica, pero no poseen equipos de altos niveles de cálculo. Con la nueva versión ese problema quedará resuelto”, asegura.

En este sentido, de acuerdo a Mary Laura Espinosa Hernández, Directora de Negocios de Gedeme, la intención de la empresa es contribuir a la existencia en los próximos años de un aula tecnológica funcional para cualquier tipo de dispositivo. “Si consideramos que nuestra entidad posee una línea de producción con una capacidad de 120 mil equipos al año, podemos dedicar en un futuro una parte importante a ese propósito”, asegura.

De cara a los retos que impone a la educación cubana la llamada Sociedad de la Información y el Conocimiento, iniciativas como estas se tornan vitales para no quedar rezagados en un camino que cada día evoluciona a mayor velocidad. Sin embargo, no desconocer el rol del profesor como ente regulador de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, y sobre todo cuán necesario es asumir su función con ética, compromiso, preparación y responsabilidad, resultan también elementos imprescindibles para garantizar la convivencia de lo tecnológico con lo tradicional.

De momento, las aulas tecnológicas continúan su periplo por la Isla entre esfuerzos compartidos para aprovechar todas sus ventajas y extenderlas por el país. Directivos, operarios de los talleres de montaje, desarrolladores de la UCI y pedagogos que llegan a ella por vez primera tienen conforman un equipo plural y tienen ante sí el reto de cumplir expectativas. Para ellos la visión de la Cuba del futuro sigue en las aulas con un buen profesor, pero ahora también junto a una pizarra electrónica, un software y una pantalla digital.