#Matanzas ¿Destino Turístico?

¿Qué tiene Matanzas?-se pregunta un foráneo al llegar a la Ciudad de los Puentes y enseguida gira su vista hacia las otras provincias del mapa para seguir el recorrido. La escena se repite algunas veces entre quienes desconocen los encantos de una urbe no por gusto catalogada la Atenas de Cuba.

No es menos cierto que en la actualidad la ciudad se somete a un proceso de reanimación en vistas de su aniversario 325, con una inversión de más de 17 millones de pesos, pero de ahí a pensar que el destino de la provincia es solo Varadero, va mucho.

¿Vale la pena invertir en Matanzas?

Singular por sus historias de corsarios, la india dormida que convertida en montaña vigila su Valle Yumurí o el anfiteatro azul que cada día ofrece el mejor espectáculo marítimo a sus visitantes, Matanzas atrapa desde el primer abrazo.

Esta urbe regala además la magia de los libros confeccionados a mano en la Plaza de La Vigía, los secretos de una Botica Francesa del Dr. Triolet, única de su tipo en el mundo, y el museo de la Ruta del Esclavo, singular en América Latina con 150 años de fundado.

¿Vale la pena invertir en Matanzas?

La Ermita de Monserrate, La Arboleda, Las Cuevas de Bellamar y los atractivos de Río Canímar son solo algunos de los tesoros de Matanzas, una ciudad que sí tiene mucho para mostrar.

¿Vale la pena invertir en Matanzas?

No en balde, el Ministerio del Turismo invierte hoy en la restauración de centros hoteleros como el Hotel Louvre, proyecto liderado por la Inmobiliaria del Turismo y la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería (Empai), ante la necesidad de aumentar  la capacidad de alojamiento para los turistas que se interesan por el patrimonio y la ciudad.

¿Vale la pena invertir en Matanzas?

De acuerdo con el Ministro de Turismo, Manuel Marrero Cruz, el país apuesta por aumentar la capacidad de alojamiento para los turistas que se interesan por el patrimonio y la ciudad , teniendo en cuenta que el año anterior el Turismo marcó récord de ingresos y utilidades con la visita de más de 4 millones de vacacionistas.

A ello se suma el remozamiento de la calle de Medio, principal arteria comercial, así como de su Teatro Sauto, otros de los preparativos por el nuevo aniversario y en aras de potenciar el turismo en una ciudad que sin dudas vale la pena  visitar.

#Cuba La Sala White, ya nunca más en silencio #Matanzas

Tomado de Giron.cu

Parece que, poco a poco, la Atenas de Cuba empezara a despertar de su letargo, provocado, entre otros factores, por el largo período de tiempo en que estuvo cerrada la  Sala de Concierto José White.

Ubicada en pleno corazón del centro histórico de Matanzas, la institución siempre estuvo ligada a la vida cultural de la Ciudad de los Poetas. “En sus inicios fue una casa donde se hacía teatro. A solicitud del Gobernador de la ciudad, posteriormente se convirtió en la sede del Liceo Artístico y Literario de Matanzas, desde 1863.

“Desde entonces hasta el presenta ha transitado por diferentes etapas, entre las que se encuentra su período de dieciséis años cerrada al público, esperando por una remodelación que se concluyó gracias a la gestión y los esfuerzos de un grupo de artistas y constructores”, afirmó Lourdes Fernández Valhuerdi, musicóloga y profesora.

Después de muchos avatares, ya para el 28 de enero de 2016 muchos matanceros desconfiaban de la concreción de su restauración cuando, al fin el otrora Liceo Artístico y Literario de Matanzas despertó, luego de su letargo de más de una década.

Como toda obra humana la rehabilitación tuvo defensores y detractores. Lo cierto es que, gracias a la constancia y la calidad que primaron en el proceso, la edificación fue nominada para optar por el Premio Nacional de Restauración, selección avalada también por su significación desde el punto de vista histórico y cultural, concretó el arquitecto Ramón Recondo Pérez, proyectista principal de la restauración.

“No solo me refiero a su importancia dado el inmueble que ocupa este prestigioso centro cultural, sino por el legado y las tradiciones que en él se encierran al ser una de las obras de mayores valores históricos en el contexto nacional. Es digno reconocer la labor de las personas anónimas que trabajaron en esta obra.

Es un exquisito lugar de cultura donde se respira la matanceridad, nuestra identidad. Además habría que resaltar que ahí se estrenó el primer danzón, Las alturas de Simpson, de Miguel Failde.”

Sergio Roque, al frente de la restauración del inmueble en su última etapa, más que el espacio físico que ella ocupa, ve en la sala su segunda casa. “Cada rincón de la sala fue tocado por mis manos. Muchos artistas se involucraron en el proyecto para salvar aquel lugar. Nuestro objetivo siempre fue intentar rescatar la belleza neoclásica de la sala.”

Entre los principales atractivos que distinguen al edificio resalta la conjugación exacta de su estilo tradicional con aires de modernidad, que le aporta una imagen renovada, amplió el líder del grupo ATENART, a cargo de la responsabilidad de devolverle el esplendor de antaño al inmueble.

A estas alturas nadie tiene dudas de la trascendencia de la Sala de Conciertos José White para mantener el pulso cultural matancero. Una tarea que ha brindado frutos, pero que aún no concluye, explicó Roque Ruano.

“Queda pendiente un gran mural de 46 metros cuadrados que ya estoy realizando en loza y la terminación del conjunto de la fuente que lleva una escultura, la cual se encuentra en fase de terminación”.

“Ya tenemos la sala, mejores condiciones para desempeñar nuestra labor, pero no nos podemos conformar con eso. Uno siempre tiene que soñar con los pies en la tierra y buscar la excelencia, que cada concierto sea mejor, que la programación de cada mes tenga mayor nivel artístico para que satisfaga el gusto del público matancero y que se convierta en un faro para todo el país. Este es solo el punto de partida”, agregó la profesora.

Polémica y, en mi opinión, necesaria, la instalación de un estudio de grabación en el inmueble, incluso cuando este cuenta con una acústica excelente, aumentará sus valores de uso, “un espacio que muy pocos conocen de los méritos que puede alcanzar y, según creo, un proyecto formidable para brindarles un servicio de grabación a los músicos de Matanzas. Solo falta el equipamiento, incluso ya se realizó el análisis acústico y tecnológico con ese fin. Creo que el estudio de grabaciones puede elevar la prestancia y la atmósfera artística, al tiempo que enriquecerán la calidad musical de la Sala de Conciertos”, enfatizó Sergio Roque.

A pesar de que aún no han concluido las acciones previstas en la Sala White, Recondo Pérez argumentó los principales logros de la restauración. “La sede permanente de la Orquesta Sinfónica de Matanzas es una obra que, si bien pasó demasiado tiempo para verla con las excelentes condiciones que luce en la actualidad, podemos valorar que su calidad es excepcional, con una acogida tanto de público como de personalidades que la visitan, representa un gran logro para los matanceros y para el país.

“Todos los que trabajamos en la restauración estamos satisfechos. Hay que agradecerle también al grupo ATENART por la exquisitez en las terminaciones. Como arquitecto no creo que haya otra obra en Cuba concluida en los últimos tiempos que alcance los detalles en el trabajo del yeso, los pisos y las decoraciones. Un factor primordial en su imagen es que aúna tradición y modernidad.”

Diecisiete meses después, la Sala nos mira con otros ojos, pero ese es solo el comienzo. En lo adelante los desafíos serán mayores en función de garantizar una programación estable y de calidad para así rescatar a un público que colmada cada día este lugar.

Dentro de unos años tal vez el movimiento cultural de la urbe de veras arrastre a las masas, llene de gente sus calles hasta el amanecer y presenciemos el esplendoroso renacimiento de Matanzas. Para ese entonces, tal vez, la Sala White se haya convertido en el corazón que bombee sangre a todas las arterias de la cultura matancera.  (Jessica Mesa Duarte/Radio 26)

#Cuba Disminuyen cargas contaminantes en bahía de #Matanzas

Tomado de Giron.cu

Especialistas de la Delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), junto al Grupo Pronaturaleza, en Matanzas, continúan la estrategia para el saneamiento de la bahía de esa urbe.

El territorio matancero labora en la disminución de los vertimientos nocivos y desarrolla una labor de integración para paliar los efectos de los residuales, aunque pese a esas acciones persisten fuentes contaminantes.

Las entidades que vierten sus desechos a la bahía de Matanzas cuentan con sus planes de reducción de riesgos y vulnerabilidades para dar una respuesta al reclamo del órgano de medio ambiente en la provincia de minimizar los impactos negativos.

También la planta para el tratamiento de los residuales en la Empresa Comercializadora de Combustibles,  beneficia las aguas generadas en los buques y la manipulación del crudo evitando sus impactos medioambientales. (Odalys Miranda Suárez/Radio 26)

Origen: Disminuyen cargas contaminantes en bahía de Matanzas | Girón

La Dominica, un patrimonio de urgente restauración #Matanzas

Tomado de Giron.cu

Detenido en el tiempo el edificio de ”La Dominica”, en la ciudad de Cárdenas de la provincia de Matanzas, donde ondeó por primera vez en Cuba nuestra enseña nacional, espera desde hace casi diez años por la culminación de una restauración capital que ahora se anuncia para 2018.

Por el deterioro que presenta se hace impostergable la acción revitalizadora de esta parte del tesoro de nuestra cubanía y devolverle a Cárdenas, conocida en la Isla como la Ciudad Bandera, un inmueble patrimonio intangible que atesora incalculables valores históricos y arquitectónicos

En la instalación, hoy seriamente afectada, se acometen desde hace años algunas reparaciones de salvamento pero ninguna ha logrado recuperar totalmente el sitio declarado Patrimonio Nacional el 17 de mayo de 2000.

Me comentan algunos coterráneos y dos historiadores que “La Dominica” podría perder esa condición, hecho que sería inaceptable.

Se alude a la falta de financiamiento estatal para la continuación de la obra, lo cual dilata aún más los reclamos de los cardenenses, en primer orden, y las miradas atónitas de quienes conociendo el lugar y su trascendencia preguntan ¿qué ha pasado aquí?.

Claro que los cuestionamientos están a tono con la política de preservación del Patrimonio que mantiene nuestro país, impulsada en La Habana por la Oficina del historiador Eusebio Leal, y en el resto del país por las autoridades de cada territorio.

Todos exhiben la conservación de parques y monumentos, lugares y tarjas a pesar de los maltratos de ciudadanos indolentes.

En La Dominica, erigida en 1849, se hospedó en noviembre de 1893 el General del Ejército Libertador Antonio Maceo, durante la visita que realizó clandestinamente a Cárdenas con objeto de despistar a sus perseguidores.

En la memoria histórica se recoge que Maceo estuvo, durante su breve estancia con el objetivo ver el inmueble en que se enarbolo ,en primicia, la enseña nacional el 19 de mayo de 1850 de los principales acontecimientos vinculados al ataque y toma de Cárdenas por Narciso López y sus hombres.

El terreno fue inicialmente adquirido por Alejandro Rodríguez Capote, rico hacendado local de origen canario, quien ordenó construir en la calle de Princesa en el entorno de la Plaza de Fernando VII, luego de Colón, lugar fundacional en 1828 del poblado de San Juan de Dios de Cárdenas; 2 hermosas casas de cantería y tejas, de dos plantas y de estilo neoclásico.

Estas edificaciones se conocieron, a partir de la década del sesenta del Siglo XIX, como La Dominica y La América, nombres de los establecimientos comerciales y hoteleros que albergaron durante un largo período de tiempo.

El primero de estos edificios, fue levantado por su propietario en el mismo sitio en el que había construido, en la década del 30 del siglo XIX, una humilde casa de madera, guano y tejas, de una sola planta.

En 1840 varios vecinos de Cárdenas, Ramón Casasus, Arzobispo de Guatemala y Obispo de La Habana, dispusieron la traslación provisional de la Iglesia Parroquial de San Cipriano de Guamacaro y de su Archivo Parroquial hasta el lugar.

En sus orígenes también sirvió entre 1840 y 1846 de Capilla provisional, mientras se construía la Iglesia Parroquial de la ciudad.

Rodríguez Capote alquiló también en 1846 a la Junta Municipal de Cárdenas, la segunda planta de la casa – construida de madera y tejas en la primera mitad de la década del 40 del siglo XIX – en la que había radicado la Capilla de San Cipriano.

Por este motivo, el edificio, en el cual residía también el Teniente Gobernador y su familia, junto a otras personas, fue considerado como Casa Consistorial de la ciudad hasta 1855, año en que se traslada la sede del Gobierno colonial al Callejón de Andriani.

Mientras en1882 los salones de la planta alta acogieron el Club de Cárdenas, y entre 1892 y 1898 esa sociedad devino centro conspirativo de primer orden para las reuniones de los miembros activos de la delegación del Partido Revolucionario Cubano y de su Servicio Secreto, constituida en Cárdenas durante la Guerra del 95.

En 1861, luego del fallecimiento del propietario, el edificio devino en café, al cual sus primeros propietarios, los comerciantes catalanes Tió y Capdevila, denominaron La Dominica.

Posteriormente en 1873 el catalán Jobita Dalmau quedó como socio y dueño del establecimiento al cual tras acomodarle algunas habitaciones y alojaron a quienes visitaron la ciudad; en la mayoría de los casos a aquellos que querían trasladarse a la cercana playa de Varadero, balneario que comenzaba a interesar a la sociedad local y habanera de la época.

En el inmueble fungió, además, en la segunda mitad del siglo XIX, la primera estación telegráfica que tuvo la ciudad.

En los últimos años las habitaciones de ésta edificación alojaron a relevantes historiadores, personalidades de la cultura nacional, la escritora Renée Méndez Capote y su padre, el general del Ejército Libertador Domingo Méndez Capote, quién fue Vicepresidente de la República de Cuba en Armas; y a Polet Oti de Rojas, nieta del Polet Oti de Rojas nieta del General Oscar María de Rojas, jefe de la Brigada Cárdenas y al que Maceo, durante el paso de la invasión en 1896, le otorgó el grado de Comandante.

En los últimos años y por más de dos décadas, este hotel acogió a los “cardenenses ausentes” que llegan cada año a la ciudad natal, la Ciudad Bandera, con motivo de la celebración de la Semana de la Cultura, primicia nacional de ese tipo de evento.

Los cardenenses ansiamos que ese lugar se restaure con urgencia dada su importancia y no se pierda por pretextos económicos que atentan con ese orgullo local que traspasa la frontera del país.

No olvidemos que es allí donde, por primera vez, se enarbolo la bandera cubana aunque no vino como hija de la independencia verdadera, pero sí fue la que se aprobó el 11 de abril en 1869 durante la Asamblea Constituyente de Cuba en Armas en Guáimaro, como enseña de la nación cubana. (Guadalupe Yaujar Díaz/Radio Habana Cuba)

 

iPhone 8 podría traer carga inalámbrica y más resistencia al agua (+ Video)

Robert Hwang, director de Wistron, uno de los proveedores indios de Apple, afirma que el iPhone 8 incluirá carga inalámbrica, lo que continuaría con la estela a la que nos tiene acostumbrados la compañía de ir eliminando los cables de sus dispositivos, explica el medio Nikki Asian Review. Además, será más resistente al agua que el modelo actual, sumergible ya a un metro de profundidad y durante media hora.

“El proceso de ensamblado [del próximo modelo] no ha cambiado demasiado en comparación con el del actual, aunque sus nuevas características, como la resistencia al agua y su carga inalámbrica, requieren que se modifique un poco”, explica Hwang.

La segunda filtración proviene del fabricante Largan. El fabricante afirma que tiene un importante pedido de lentes 3D para cámaras de ‘smartphone’ y que todo apunta a que son para Apple. Las lentes 3D serían la clave para incluir la tecnología de reconocimiento facial en el futuro buque insignia de la compañía de Cupertino.

A mediados de septiembre de 2017, cuando Apple planea presentar el nuevo terminal, se conocerán de manera oficial sus características. Durante los últimos meses no han dejado de aparecer filtraciones sobre la apariencia del futuro dispositivo y todo apunta a que así será hasta septiembre.

#Cuba Circulará nueva moneda de cinco pesos a partir del 3 de julio

Tomado de Cubadebate

El Banco Central de Cuba informa a la población que a partir del 3 de julio del presente año se pondrá en circulación, de forma paulatina en todo el territorio nacional, una nueva moneda metálica con un valor de 5 (cinco) pesos cubanos.

La moneda que se emite tiene las siguientes características:

Moneda bimetálica de 24.70 milímetros de diámetro, con aro plateado, centro dorado y canto estriado a intervalo.

ANVERSO: En el centro dorado y en relieve la efigie de Antonio Maceo y la denominación en número (5), con la palabra “PESOS” y en el aro plateado la leyenda “PATRIA O MUERTE”, con año de acuñación 2016.

REVERSO: En el centro dorado el escudo nacional y en el aro plateado, la leyenda “REPÚBLICA DE CUBA”, con la denominación en letras (CINCO PESOS).

Mantienen su vigencia los billetes de 5 (cinco) pesos cubanos actualmente en circulación.

BANCO CENTRAL DE CUBA
La Habana, 16 de junio de 2017

San Miguel de los Baños: El paraíso olvidado de #Cuba (+ Fotos)

Cuenta la leyenda que allá por la época de las plantaciones, un esclavo de nombre Miguel quedó a su suerte en tierras de nadie para padecer de las dolorosas llagas que lo aquejaban.

El enfermo, decidido a vivir, hizo su hogar en una cueva cercana, alimentándose de lo que podía encontrar y tomando agua de los numerosos manantiales existentes, donde también se bañaba.

Poco a poco sus llagas fueron cicatrizando, y su salud mejoró notablemente, permitiéndole incluso regresar con su amo y dar cuenta de su hallazgo que posteriormente sería llamado San Miguel de los Baños.

EL ABRIL DE LAS LEYENDAS

El milagro de Miguel se esparció rápidamente entre los dueños de las dotaciones vecinas, y fue confirmado en 1868, mediante varios exámenes que demostraron que las aguas, de composición magnésico-cálcica, con ácido metasilícico, sílice y azufre en estado coloidal, resultaban ideales para los tratamientos gastrointestinales y dermatológicos.

“A partir de ese momento fueron muchas las personas que acudían a buscar un poco de agua tanto para beber como para lavarse. Poetas, arquitectos, artistas y hasta la familia del millonario Henry Ford, visitaron la zona. Otros, buscando un tratamiento permanente, establecieron su hogar en las inmediaciones. Una de estas sería el abogado Manuel Abril Ochoa”, comenta Leonel Pérez Orozco, conservador de la ciudad de Matanzas.

foto 3.jpg

“El doctor Abril, como le conocían, había encontrado alivio entre los manantiales y viendo potencial en las propiedades terapéuticas de las aguas y las condiciones del clima, emprendió la construcción de un estación termal”, explica la doctora Olga Lidia Sosa Rodríguez, directora del proyecto Libélula o San Miguel de los Baños..

“La construcción, iniciada en 1929, se realizó en tiempo récord, con un estilo ecléctico semejante al casino de Montecarlo y al palacio de Sans Succi, en Alemania, ambos muy conocido en la época. Surge así el Gran Hotel Balneario como una joya arquitectónica dentro del valle de Guamacaro y la única estación termal hidromineral y climaterapéutica del continente y, por las próximas tres décadas, la ciudad balneario más popular de Cuba.”, continúa la doctora.

“La edificación principal contenía en sus tres plantas un salón principal y recepción, restaurante, bar-cafetería, numerosas habitaciones, cocina, almacén de víveres, cámara fría, consultorio médico, laboratorio y otros locales de servicios. Tampoco faltaban las cámaras de baños para aquellos que no desearan hospedarse, amplios jardines exteriores, de estilo francés, para acoger al público y un gran salón de baile adornado con vitrales”, describe Alberto Cabrera Cabrera, presidente del Consejo Popular.

foto 4.jpg

Estas condiciones, junto al abasto de agua proveniente de varios manantiales, permitieron que tras su inauguración en 1935 el lugar se estableciera como la villa de descanso preferida de la burguesía habanera y de varias personalidades.

“A su ambiente campestre se sumó la construcción de numerosas quintas de maderas y la urbanización del pueblo, el primero de Matanzas en contar con alcantarillado, acueductos, gasolinera, e incluso un pequeño aeropuerto donde aterrizaban avionetas. También se construyeron otros hoteles hasta llegar a ser 25, algunos tan reconocidos como el San Miguel, el Villaverde ya desaparecido y el Cuba, además de fomentar las casas de huésped con estilos victorianos que sumaban leyendas como la de la casa de Blanca Nieves y los siete enanitos y el Cristo Milagroso de la Loma de Jacán”, comenta Sosa Rodríguez.

De esta manera, y junto a la comercialización de sus aguas, el lugar alcanzó fama mundial, recibiendo como promedio casi 300 turistas semanales de todos los lugares del planeta.

UNA NUEVA ETAPA

El triunfo de la Revolución en 1959 trajo cambios en la gestión del lugar, cedido voluntariamente por el doctor Abril para el disfrute del pueblo.

“Era un espacio agradable para compartir y festejar, disfrutar de un buen momento en un espacio natural de gran belleza. Fotos de quince y de bodas se tomaron aquí en esa época y todavía su imagen se usa a  través de técnicas de montaje digital”, asegura Cabrera Cabrera.

Sin embargo, para Olga Lidia, en esta nueva etapa las aguas no eran las protagonistas.

“Su función ante las necesidades urgentes era principalmente hotelera, limitando la cultura de bienestar y calidad de vida. Por este motivo y aunque el balneario siguió prestando servicios como hotel y casa de descanso, poco a poco se fue deteriorando debido a la falta de mantenimiento y recursos, hasta cerrar sus puertas en el Periodo Especial”.

Serían necesarios 26 años para que en el 2016 sus aguas volvieran a ser objetivo principal tras la decisión de entregar a la Dirección Provincial de Salud Pública de Matanzas el complejo.

foto 1 nueva cortesia.jpg

“Lo recibimos con un notorio deterioro estructural. Por un lado había sido víctima del vandalismo y saqueo de sus mármoles, bañeras, y recubrimientos de cuarzo blanco. Por otro, la zona de los manantiales, ubicada en la parte posterior de la edificación, tenía obstrucción total de los sistemas de drenajes, ruptura y desprendimiento de las paredes de la cañada, así como condiciones insalubres en los sitios de alumbramiento de las aguas. Su estructura techada mostraba exposición del hormigón y peligro de desprendimiento de los adornos de las paredes, y existía un enyerbamiento generalizado”, explica Sosa Rodríguez.

EL VUELO DE LA LIBÉLULA

A pesar de su abandono, San Miguel poseía y posee, condiciones para ser patrimonio de Cuba y de la Humanidad desde las tradiciones y la confluencia de cultura, historia y religión presente en sus tierras.

Sus aguas mineromedicinales únicas en su tipo en Cuba, los paisajes naturales y las zonas de conservación de la biodiversidad junto a sus valores arquitectónicos presentes en el Gran Hotel del Balneario, la Iglesia, la avenida Abril, y la Ermita del Cristo de Jacán, son solo algunos de los valores tangibles del que fue llamado Paraíso de Cuba.

foto 2.jpg

Por su parte, los intangibles incluyen asentamientos precolombinos, luchas mambisas, donde destaca la Batalla de Coliseo, y una notoria tradición religiosa, tanto cristiana como afrocubana.

Estos elementos hacen del sitio un terreno con enorme potencial según las tendencias mundiales hacia el turismo ecológico de salud en bienestar y calidad de vida; además de constituir un erario en arquitectura de madera.

Para proteger esta riqueza, una de las primeras medidas de la dirección provincial consistió en la creación de un proyecto que bajo el nombre de Libélula desarrolla una estrategia integral para aprovechar el recurso natural en bruto existente como un servicio comercial de salud con otra mirada al estado emocional y físico del hombre.

“Sin dinero y con voluntad se han logrado algunas cosas. Los bebederos del Tigre y la Salud se cambiaron a mármol, se  chapearon los jardines y se expusieron las piedras. Además se restauraron las jardineras y se sembró el platanillo rojo del arboleado original y se comenzó a utilizar el agua como tratamiento alternativo”.

“También y con la ayuda de voluntarios se limpió la cañada  del río Biajaca, que causaba el hundimiento del jardín, el cual se limpió en su totalidad. También pintamos y destupimos todo lo que pudimos”, comenta Sosa Rodríguez.

“Durante las acciones se observó un movimiento de apoyo por parte de la población, que empieza a ver los cambios y a creer en ellos. Esto, junto a las ferias de salud y consultas que se realizan para incluir a la comunidad en este proceso de restauración, son pasos necesarios. Sin embargo resulta vital una mayor participación popular y un desarrollo del sentido de pertenencia” comenta Cabrera Cabrera.

Para los habitantes de este lugar donde radica la mayor concentración de artesanos contra población, la existencia de un balneario con un ambiente emocionalmente adecuado donde se pueda disfrutar de la Cuba profunda y del turismo piel a piel con el cubano, representa una oportunidad única, pero también un compromiso.

“La restauración del balneario constituye un proyecto de desarrollo local, que va más allá de las edificaciones y del financiamiento. La recuperación pasa por el pueblo y las autoridades que deben asegurar la salud ambiental de la zona y principalmente de los anillos de conservación, porque si se contamina el acuífero no hay nada que hacer en San Miguel”, asegura Sosa Rodríguez.

Esto resulta la contribución más necesaria de su pueblo y visitantes, así como la mayor expresión de arraigo a la historia para ser capaces de preservar recurso y patrimonio, y volver a disfrutar del agua sanadora del olvidado Paraíso de Cuba que hoy lucha por renacer. (Fotos: Cortesía del grupo San Miguel de los Baños y Ramón Pacheco Salazar)