Ciencia en función del desarrollo.

 

f0104875La atención a los jóvenes constituye una de las prioridades de la Academia de Ciencias de Cuba, que este viernes realizará la ceremonia de otorgamiento de sus Premios Anuales correspondientes al año 2017

Pensar Cuba, su visión de futuro como nación y las soluciones a los problemas que enfrenta en plena actualización de su modelo económico social, pasa ineludiblemente por «engrasar» el motor que constituye el desarrollo de la ciencia.

Ante este reto funge la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) como institución nacional adscrita al Citma, que brinda asesoría y consulta para el Estado cubano, y tiene entre sus objetivos –probablemente con más urgencia que nunca–  el de contribuir al desarrollo y promoción de la ciencia, y el estímulo a la investigación científica de excelencia a través de la entrega de sus premios anuales, además de la interrelación con otras instituciones internacionales y de carácter nacional.

Fueron estos los retos que delinearon la conferencia impartida por su presidente, el doctor en Medicina Luis Velázquez Pérez, en el contexto del X Congreso Internacional Didácticas de las Ciencias y XV Taller Internacional sobre la enseñanza de la Física.

Como una organización que define nuevas estrategias, a lo interno la ACC trabaja –según declaró Velázquez a Granma al término de su conferencia– en la creación de un consejo técnico asesor, que sirva de fortaleza y soporte en el cumplimiento de su función principal de asesorar al Estado, así como constituir el Observatorio de la Ciencia, fortalecer la Revista Anales de la Academia, y la creación de una reserva de cuadros científicos a lo largo y ancho del país, entre otros.

Con los académicos, por su parte, las proyecciones se concretan en el enfrentamiento a las necesidades que tiene el desarrollo de la ciencia; su promoción desde los diferentes niveles de enseñanza, y sobre todo desde las edades tempranas; el trabajo con los jóvenes; impulsar la actividad investigativa; y en materia de comunicación, lograr incrementar la cantidad de publicaciones científicas y contribuir a la creación de un programa nacional de doctorados.

Sobre la entrega del Premio de la ACC  –«el más importante que en esa materia concede el Estado cubano», cuyo acto de otorgamiento sucederá este viernes-, afirmó que de todas las propuestas que se han realizado hasta la actualidad, el 38 % resultan ganadoras. Hasta el momento, añadió, se han entregado 1 235 a escala nacional. «Implica mucha exigencia. Por lo general sus autores son doctores, investigadores titulares o con otra categoría superior, que brindan un aporte concreto a la investigación, y han publicado artículos científicos en revistas de alto impacto».

Entre otras transformaciones que lleva a cabo la institución, se encuentra la creación de filiales en la región oriental y central del país, agregó Velázquez, y se refirió a las acciones de colaboración que realiza de conjunto con el Ministerio de Educación, en aras de potenciar el desarrollo temprano del pensamiento científico, como el auspicio y colaboración académica y docente para círculos de interés, competencias de conocimiento y sociedades científicas; visitas y conferencias de académicos destacados a los centros educativos; escuelas de verano que favorezcan la motivación de niños y jóvenes por el tema, y el desarrollo de olimpiadas y exposiciones, entre otras.

Los desafíos de la enseñana de la ciencia, desde su perspectiva, se encuentran en la necesidad de la aplicación de las tecnologías en el proceso docente-educativo, y seguir intencionando el trabajo con los niveles de secundaria básica y preuniversitario, así como con los estudiantes talentos.

Solo así podremos avanzar en el desarrollo de la sociedad, refirió el especialista, pero para eso hay que lograr que los jóvenes entiendan que la ciencia está en todas las esferas de la vida, y analicen los problemas aplicando el método científico. A su vez, dijo que «los académicos están llamados a estar presentes en todos los aspectos relacionados con el desarrollo social, económico y político del país».

Anuncios

Inicia preparatoria de la XVIII Cumbre a nivel de jefes de Estado y/o de Gobierno del Mnoal.

MNOAL

La agenda de la conferencia ministerial del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), fue presentada este martes en Bakú, Azerbaiyán, donde se iniciaron las sesiones a nivel de altos funcionarios de esta cita que se extenderá hasta el próximo viernes.

Luego tendrán lugar en el mismo Centro de Congresos de Bakú las deliberaciones de altos funcionarios en representación de los 120 naciones miembros del mecanismo integracionista.Los principales debates se sostendrán en tres comisiones: una de ellas sobre asuntos políticos, otra acerca de los temas económicos y una tercera en torno a los problemas sociales del planeta.

De manera paralela los expertos trabajarán en los contenidos de la Declaración Final de Bakú, que evaluarán y aprobarán los días jueves y viernes las representaciones de las diferentes cancillerías del Mnoal y de los organismos internacionales, observadores de esta estructura multilateral.

El programa prevé además la discusión y aprobación de una declaración en solidaridad con el pueblo de Palestina, asediado constantemente por Israel con el auspicio de Estados Unidos.

A la reunión de la capital azerbaiyana, preparatoria de la XVIII Cumbre a nivel de jefes de Estado y/o de Gobierno de Mnoal, que será en Bakú en 2019, asisten unos 800 funcionarios y 150 periodistas de medios nacionales y extranjeros, según precisó el vocero de la cancillería local, Hikmat Hajiyev.

Conformado por 120 naciones miembros, junto a 17 estados y 10 organismos internacionales con el estatus de observador, el Mnoal cumple un rol importante en el mantenimiento de la paz y seguridad internacional.

En 2011, durante la XVI Conferencia Ministerial realizada en la isla de Bali (Indonesia), la República de Azerbaiyán se unió al foro tercermundista como nación observadora y en esta edición integrará ese bloque como Estado miembro.

El próximo año Azerbaiyán recibirá de manos de Venezuela la presidencia pro tempore del Movimiento, el cual encabezará hasta 2022.

Los historiadores consideran la Conferencia Afro-Asiática de Bandung como el antecedente más inmediato en el camino hacia la creación del Mnoal.

Esa conferencia se celebró del 18 al 24 de abril de 1955 y reunió a 29 jefes de Estado de la primera generación postcolonial de líderes de los dos continentes, con el objetivo de identificar y evaluar los problemas mundiales del momento, fijar un camino hacia la coexistencia pacífica y el respeto mutuo entre todas las naciones.

En esa ocasión se enunciaron los principios que deberían gobernar las relaciones entre las naciones grandes y pequeñas, conocidos como los ‘Diez Principios de Bandung’, adoptados después como los objetivos de la política de no alineamiento y los criterios centrales para su funcionamiento.

En 1961, se creó el Movimiento de Países No Alineados en la I Conferencia Cumbre de Belgrado, celebrada del 1 al 6 de septiembre de 1961. A esa cita asistieron 28 países (25 países miembros y tres observadores), principalmente nuevos estados independientes, y esa reunión tuvo una conferencia preparatoria celebrada en la ciudad de El Cairo, Egipto.

(Con información de Cubadebate)

Entre puertos crece el puente comercial #Cuba y #EE.UU. #CubaVsBloqueo

Autoridades marítimas de Estados Unidos y Cuba dieron un nuevo paso en las relaciones comerciales al firmar recientemente en La Habana el octavo Memorando de amistad y cooperación comercial entre representaciones portuarias de la Isla y de la ciudad de Houston, del sureño estado de Texas.

A pesar del bloqueo impuesto por Washington desde hace más de medio siglo a la nación caribeña, con el consiguiente daño que ha supuesto este cerco para el Estado y pueblo cubanos, el puente comercial vía portuaria no se derrumba, por el contrario tiende a crecer.

Pero este enlace mutuamente ventajoso no está libre de obstáculos, ya que el gobierno de EE.UU. requiere que las exportaciones agrícolas hacia la Isla se realicen bajo la modalidad financiera de “cash in advance”, es decir, pago en efectivo y por adelantado.

Ello restringe las compras de Cuba en el país norteño, y de paso afecta también a sectores de la economía estadounidense interesados en mantener un vínculo permanente en esta esfera mercantil.

No obstante las dificultades, ya se han rubricado memorandos de entendimiento con autoridades portuarias de Virginia, Louisiana, Lake Charles, New Orleans, Alabama, Puerto del Golfo de Mississippi y Pascogoula.

Ahora Houston suma su deseo de conectarse con la Zona Especial de Desarrollo Mariel, importante enclave ubicado al oeste de La Habana que ofrece numerosas ventajas a quienes deseen invertir o negociar allí.

Cuba exhibe puertos y terminales portuarias certificadas según el Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias.y cumple con los estándares de exigencia establecidos por el MOU Caribe referidos al control de buques que arriban a sus puertos, en cuestiones relacionadas con la seguridad de la vida humana en el mar y la protección del medio marino.

Además, la Isla tiene una privilegiada posición geográfica, muy cercana al cruce de líneas marítimas que operan el comercio mundial en los ejes Este-Oeste y Norte-Sur, lo cual facilita el tráfico marítimo entre ambos territorios, tanto en su modalidad directa como en la de trasbordo.

Las autoridades portuarias estadounidenses que han suscrito memorandos de cooperación comercial con La Habana han destacado, las grandes oportunidades de intercambios existentes, razones suficientes para pedir el fin de las restricciones que limitan los vínculos.

En Houston, Virginia, Louisiana, Lake Charles, New Orleans, Alabama, Puerto del Golfo de Mississippi y Pascogoula confluyen numerosas empresas operadoras de cargas contenerizadas, graneles, refrigeradas, metales y petroquímicas, las cuales representan una fortaleza para los intercambios.

Igualmente resalta el desarrollo industrial, agrícola y ganadero de los estados sureños norteamericanos, sin dudas una posibilidad para la rúbrica de documentos que contribuyan al intercambio de información, datos y tecnología, además del desarrollo de iniciativas conjuntas para estudios de mercado, modernización y formación en este ámbito.

Los acuerdos pactados con los puertos de Virginia, New Orleans, Lake Charles y Luisiana del Sur fueron suscritos en La Habana, en 2016; el quinto se selló en el estado sureño de Alabama, y el resto vio la luz en la capital cubana.

Delegaciones de ambas naciones han realizado visitas de exploración e identificación de oportunidades, a fin de fortalecer alianzas en el sector marítimo portuario.

Houston marca el octavo nexo en una lista que no ha cerrado, pues José Joaquín Prado Falero, director general de la Administración Marítima de Cuba, aseguró a la ACN que existe interés por autoridades portuarias de otros estados de establecer vínculos similares con la Mayor de las Antillas.

El objetivo fundamental es abrir nuevos espacios en Cuba aprovechando la apertura a la inversión foránea, y seguir ampliando vínculos, esos que llegan por el mar y sortean vientos dañinos de un bloqueo férreo, ilegal y extraterritorial; una reliquia de la Guerra Fría que el presidente Donald Trump se empeña en incitar.   (Cubasi)