¿Cómo se concibió el sitio eterno de #FidelCastro ?

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Con una compartimentación muy alta laboró durante diez años un reducido grupo de trabajo en el proyecto. El entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, le encomendó la tarea en 2006 al arquitecto Eduardo H. Lozada León, quien junto a su esposa, la también arquitecta Marcia Pérez Mirabal, concibió la concepción del recinto.

El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque asesoró la labor y buscó soluciones como la del cercado perimetral, para lo cual propuso tener en cuenta la parte superior del monumento dedicado al Apóstol en Dos Ríos. Después de fallecer Almeida, el viceministro de las FAR, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, asumió la responsabilidad. Él guardaba en su memoria la existencia de la piedra y señaló el lugar donde se encontraba.

Durante tres años se trabajó en el perfeccionamiento de la roca granitoide, que posee un peso de entre 48 y 49 toneladas aproximadamente, y una altura cercana a los cuatro metros. Pulirla, perforar el espacio para la urna, revestir el interior y preparar la tarja de mármol verde y letras en bronce con el nombre de Fidel fue una delicada tarea.

De forma paralela, mientras integrantes de la Empresa de Construcciones Militares de Santiago de Cuba laboraban en el elemento principal, el Coronel (r) Mariano Lamber Matos, en función de inversionista, adelantó detalles como la creación de las columnas del cercado y el piso, construidos con mármol color crema de yacimientos existentes en Bayamo. Se hicieron 19 con este material, en representación de las columnas y el pelotón Las Marianas, del Ejército Rebelde. Las cadenas que atan estos elementos     denotan la unión de las acciones de las citadas fuerzas.

Las columnas están compuestas por tres elementos: la base, en alusión al grito de Libertad o Muerte de Carlos Manuel de Céspedes; el intermedio, que representa la labor de Martí para materializar la Guerra Necesaria; y toda la parte superior, que recuerda a la Revolución liderada por Fidel que continúa en ascenso. El símbolo que las corona glorifica la lucha victoriosa en las montañas. Lo rodean el laurel y el olivo de bronce con un apoyo y tres montañas.

A la entrada de la tumba de Fidel se levantan dos pedestales semejantes a otros que conforman el cercado del cementerio, en alusión a la acción cívica y el movimiento de la clandestinidad.

A ambos lados de la senda que conduce al monolito hay un pequeño espacio en el suelo, enchapado con pie- dras chinas pelonas, las cuales fueron recogidas de las desembocaduras de los ríos que corren por La Plata y el Uvero.

Cada detalle en este sitio  contiene un significado, incluso la vegetación: los helechos son propios de la Sierra y las posturas de café, ubicadas en las jardineras, contienen el uniforme verde olivo mientras su aroma recuerda el de las montañas.

Fuente: Revista Verde Olivo/febrero 2017.

Anuncios

Eterno vivo es José Martí #Cuba #TenemosMemoria

Tomado de Giron.cu

Desde la primera vez que visité el Mausoleo a José Martí en el cementerio de Santa Ifigenia, tuve la sensación de que la inmensidad del Apóstol evade el silencio del sepulcro.

Allí, frente a los restos mortales, se advierte otra vez su condición humana llena de fragilidades, imperfecciones, impulsos… Entonces, uno se siente más cerca del hombre al que no acabamos nunca de verle todos los aspectos de su rostro, que sin embargo nos mira desnuda y sencillamente a los ojos.

Contemplar la tumba es asistir a la paradoja de un Martí despierto en cada rayo de sol captado por el lucernario y en la bandera perenne que lo abraza, porque desde el instante en que se descubrieron, él le juró amor eterno y ella, a cambio, prometió ser refugio para sus huesos y su espíritu.

santiago-de-cuba_mausoleo-jose-marti_160-aniversario-del-natalicio-de-marti_1.jpg

¿Cómo no estremecerse ante su blancura hecha pétalos, libres de espinas y raíces amargas? ¿Cómo no sentir su fuerza que remueve la tierra tras los escudos de las 21 repúblicas independientes de América que circundan su sepultura?

Ante la verdad de su existencia no hay finales, solo los versos de Neruda: Está en el fondo circular del aire, está en el centro azul del territorio, y reluce como una gota de agua su dormida pureza de semilla.

Nunca voy a olvidar la primera vez que visité el Mausoleo al Apóstol en el cementerio de Santa Ifigenia. El reloj marcaba un poco más de las dos de la tarde y el calor de Santiago de Cuba era intenso. Desde ese momento no he vuelto a evocar con angustia los sucesos de Dos Ríos, las balas atravesando la piel… Por eso, cuando me piden hablar sobre su muerte, solo vienen a mi mente las palabras de Cintio Vitier: eterno vivo es para nosotros José Martí.

 

Protegen en #Matanzas estatua con reproducción más fiel del rostro de Martí #TenemosMemoria #CubaEsNuestra.

La estatua que reproduce con mayor fidelidad en Cuba los rasgos faciales de José Martí, situada en el monumento dedicado al Apóstol, en la ciudad de Matanzas, cuenta ya con personal encargado de su protección, como medida para evitar actos de vandalismo.

Leonel Pérez Orozco, Conservador de la Ciudad de Matanzas, aseguró a la ACN que se estableció recientemente una rotación de guardia a fin de preservar la integridad del conjunto escultórico, situado en el Parque de La Libertad en el Centro Histórico, Monumento Nacional, de la urbe neoclásica de Cuba.

La pieza inaugurada en el año 1909 fue encargada al escultor italiano Salvatore Buemi por Ramón L. Miranda, médico y amigo de Martí, y consta de un pedestal de granito con dos estatuas: una representa a Cuba libre con las cadenas rotas y la otra, a mayor altura, reproduce la apariencia del Héroe Nacional cubano.

A decir de Pérez Orozco contratar personal para el cuidado del conjunto declarado Monumento Local, tarea encargada hoy a empleados de Servicios Comunales, era un viejo reclamo de la población ante vejaciones causadas con anterioridad, como el robo de elementos de bronce.

Los custodios cumplen su función especialmente en los horarios donde se concentra mayor cantidad de personas en el Parque de La Libertad para acceder al Wi-Fi, así impiden que los transeúntes dañen el conjunto, enfatizó Leonel.

A finales del año 2013 buena parte del monumento resultó severamente afectado por una limpieza con sustancias corrosivas efectuada por personal no calificado, y solo una minuciosa restauración consiguió devolverle su apariencia original, meses más tarde.

Más allá del deterioro de nuestro patrimonio, desde hace un tiempo no se produce en la ciudad un hecho significativo de maltrato a sus monumentos, en parte gracias al ambiente creado por las tareas del llamado Programa 325 para la rehabilitación de Matanzas, aseguró el experto.

Las viviendas patrimoniales son más vulnerables cuando sus habitantes deciden modificar fachadas o alterar otro elemento original, pero afortunadamente la Oficina del Conservador recibe a diario a personas que piden consulta antes de emprender acciones constructivas similares, comentó.

Suele ocurrir que los ciudadanos dañan el patrimonio edificado porque desconocen su valor, y así ocurrió con viviendas como las situadas en la calle Río y otras áreas del Centro Histórico local, aunque pese a todo Matanzas preserva admirablemente la originalidad de su trama urbana con los característicos edificios neoclásicos, apuntó Pérez Orozco. (Roberto Jesús Hernández Hernández/ACN)

Origen: Protegen en Matanzas estatua con reproducción más fiel del rostro de Martí | Girón