Caravana en #Miami protesta contra separación de las familias #CubaVsBloqueo

Un nuevo éxito fue la Caravana realizada el sábado 10 de marzo para exigir a la Administración de Trump la normalización de las actividades de la embajada y del consulado del consulado de EE.UU. en La HabanaUn nuevo éxito fue la Caravana realizada el sábado 10 de marzo  convocada por las organizaciones de la emigración cubana que en Miami integran la coalición Alianza Martiana para exigir a la Administración de Trump la normalización de las actividades de la embajada y del consulado del consulado de EE.UU. en La Habana y la normalización de las mismas de la embajada y consulados cubanos en Washington D.C.

Al filo del mediodía 36 autos formaron la larga Caravana que recorrió 40 kilómetros de avenidas importantes de esta ciudad donde habitan una mayoría de residentes cubanos. Como de costumbre los autos tenían sus luces encendidas, sus bocinas sonando constantemente y llevaban carteles a sus costados exigiendo el otorgamiento de las visas, las de emigrantes como las de visitantes, que nuestros familiares necesitan para poder estar con nosotros en Estados Unidos; la normalización de las actividades tanto de la embajada de EE.UU. en La Habana como la de Cuba en Washington D.C.; y el fin de una política descabellada e injusta que atenta contra las posibilidades de una imprescindible relación positiva entre ambos pueblos.
El apoyo de otros choferes, manifestado haciendo sonar sus bocinas, en los carros que la Caravana encontró en su largo recorrido reafirmó nuestra convicción que nuestras exigencias cuentan con el apoyo de la mayoría de los cubanos y de otros residentes de Miami.

Anuncios

Internet: ¿A quiénes benefician los planes de #EEUU para #Cuba?

Tomado del sitio Razones de Cuba

Una “fuerza de tarea” o “fuerza operativa” (task force en inglés) es una terminología que proviene de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y define una unidad temporal establecida para trabajar en una operación o misión concreta.

Siguiendo las directrices planteadas por el presidente Donald Trump en su Memorando Presidencial del 16 de junio del pasado año, el gobierno de Estados Unidos anunció a finales de enero la creación de una nueva Fuerza de Tarea en Internet dedicada a subvertir el orden interno en Cuba.

Según el comunicado emitido por el Departamento de Estado, ese Grupo Operativo está compuesto por funcionarios gubernamentales y no gubernamentales, con el objetivo de “promover el libre flujo de información” en la Isla vecina.

Pero, en realidad, ¿por qué no nos sorprende? Es que los cubanos jamás olvidaremos nuestra historia. ¿Cómo hacerlo ante una maquinaria diseñada para fabricar permanentemente proyectos subversivos orientados a un “cambio de régimen” y la destrucción de la Revolución cubana?

Durante décadas, a lo largo del diferendo Cuba-Estados Unidos, frases como “trabajar por la libertad de expresión” y “expandir el acceso a Internet en Cuba” han sido utilizadas por Washington para enmascarar planes desestabilizadores con el uso de las nuevas tecnologías.

Zunzuneo

Ciertamente, estos planes subversivos no son nada novedosos, datan de hace muchos años. En apariencia, presentan proyectos que pueden resultar atractivos, pero en su esencia existe un carácter injerencista, un tramposo y sutil intento de quebrantar el sistema político establecido en Cuba hace más de medio siglo.

Los cubanos sabemos bien que numerosas agencias estadounidenses usan las redes sociales de manera encubierta para la propaganda, el engaño, la mensajería masiva y la construcción de historias falsas. Ya lo vimos en otros países del mundo: en una primera etapa se envían mensajes supuestamente “nobles”, como noticias de deportes, música y cultura; y después comienzan a introducirse otros con marcado contenido político que incitarían a revueltas populares.

Ahora bien, en cuanto a los expedientes de las entidades encargadas de promover la Fuerza Operativa de Internet contra Cuba son escandalosamente bochornosos.

Internet: ¿A quiénes benefician los planes de EEUU para Cuba?

Ciertamente, resulta indignante que según la presentación oficial, este grupo creado por Washington tiene la tarea de analizar “los retos tecnológicos y las oportunidades de la extensión de acceso a Internet en Cuba para ayudar al pueblo cubano a disfrutar de un flujo de información libre y no regulado”.

Si es tanta la preocupación, ¿por qué no explican que mientras una feroz y permanente campaña mediática trata de culpar al Estado cubano acusándolo de no incrementar el servicio de Internet y otros servicios de comunicaciones; el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba impide el mayor y mejor acceso a la red de redes?

Con muchas limitaciones tecnológicas, existe una política soberana aprobada por el gobierno cubano que establece la informatización ascendente de la sociedad. Mucho nos queda por avanzar en la utilización de las nuevas tecnologías; pero, que nadie piense desde Washington que los cubanos somos un pueblo ingenuo.

Internet: ¿A quiénes benefician los planes de EEUU para Cuba?

Cuba ha reiterado que agresiones como éstas y otras formas de guerra no convencional, jamás podrán detener los esfuerzos del gobierno cubano para utilizar las nuevas tecnologías en pos del bienestar común, el desarrollo económico, cultural y social de su pueblo.

La nueva Fuerza de Tarea en Internet dedicada a subvertir el orden interno en Cuba, no es más que otro capítulo de la escabrosa y bochornosa política de Estados Unidos contra la nación cubana.

Washington conformó este grupo operativo en un momento en que se dan pasos claros hacia la informatización de la sociedad, con una visión que prioriza el acceso social y busca proteger la soberanía del país, a pesar de las limitaciones económicas.

Por decisión soberana, sin condicionamientos, ni imposiciones, el gobierno cubano ha reiterado que seguirá impulsando su estrategia de informatización de la sociedad y el aumento gradual del acceso de la ciudadanía a la red de redes.

Una base militar secreta de #EE.UU. puede quedar al descubierto por el cambio climático

La base de Camp Century fue construida bajo el hielo de Groenlandia por EE.UU. durante la Guerra Fría. Hoy el calentamiento global puede hacerla aflorar.

La base de Camp Century fue construida bajo el hielo de Groenlandia por EE.UU. durante la Guerra Fría. Hoy el calentamiento global puede hacerla aflorar y poner en riesgo a la población por sus peligrosos y contaminantes componentes.
En el punto más álgido de la Guerra Fría, hace aproximadamente 60 años, EE.UU. diseñó una red de sitios móviles para el lanzamiento de misiles nucleares bajo las capas de hielo de Groenlandia. El objetivo era prepararse para una posible guerra con la Unión Soviética. Uno de estos sitios era Camp Century, que pertenecía al Proyecto Iceworm. Los soldados vivían en el hielo con el solo propósito de prevenir que la base fuera cubierta completamente por la nieve, informa Motherboard.
Mientras el Proyecto Iceworm finalizaba, la base de Camp Century fue cerrada y abandonada en 1967. Los planificadores militares a cargo del proyecto en aquel entonces, asumieron que el material peligroso de la base —incluyendo combustibles y refrigerantes radiactivos— se mantendrían enterrados bajo la espesa capa de hielo de Groenlandia para siempre.
No obstante, las temperaturas están aumentando en estas tierras debido al cambio climático y contaminantes peligrosos amenazan con resurgir del hielo, poniendo en riesgo a los habitantes de Groenlandia y alrededores.
Bases en peligro
Según un informe publicado por el Pentágono este año, Camp Century no es la única instalación militar de EE.UU. en el exterior amenazada por el cambio climático: más de la mitad de las bases militares de Washington a lo largo y ancho del mundo podrían estar en riesgo.
Con todo, el Proyecto Iceworm es un caso de estudio útil, según Jeff Colgan, profesor asociado de ciencias políticas y estudios internacionales de la Universidad de Brown. Para el especialista, la pregunta de quién debería hacerse responsable del destino de Camp Century se ha convertido en una “patata caliente” política porque no está nada claro a quién le corresponde limpiar la zona.
En un nuevo ‘paper’ publicado en Global Environmental Politics, Colgan evalúa el impacto del cambio climático en las bases militares como un problema político y diplomático, aparte del costado ambiental del fenómeno. Debido a que Camp Century fue el resultado de un tratado entre Dinamarca y EE.UU. —en ese momento Groenlandia era una colonia danesa— el Proyecto Iceworm muestra lo políticamente complejas que pueden ser situaciones como esta.
“No es de una prioridad alta. De hecho, es un hecho poco conocido en Washington”, afirmó Colgan. “La única gente realmente preocupada está en Groenlandia”, remata.
El Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia (GEUS, por sus siglas en inglés), una institución de investigación independiente en la órbita del Ministerio de Energía de Dinamarca, viene monitoreando las capas de hielo de Groenlandia desde hace años y ahora está observando específicamente la zona de Camp Century.
En el verano de 2017, el vicedirector general de GEUS, Flemming Christiansen, reveló que había una estación climática en la zona y que los científicos usaron un radar para determinar qué se hallaba escondido bajo el hielo. La información climática de Camp Century está disponible al público en Internet, aunque tomará algún tiempo hasta que se puedan detectar tendencias a largo plazo.
Un soldado estadounidense se prepara para una misión en la base militar de Gamberi en Afganistán, el 28 de diciembre de 2014. Así destapa una ‘app’ la ubicación de las bases militares secretas de EE.UU.
Los responsables políticos, mientras tanto, tendrán que determinar exactamente qué medidas tomar respecto a la amenaza del cambio climático sobre las instalaciones militares.
De los cientos de bases estadounidenses a lo largo del mundo, “no está claro cuántas de ella se encuentran amenazadas por el cambio climático, como en Groenlandia”, afirmó Colgan. Otros lugares, como ciertas islas del Pacífico, también podrían verse impactadas por el cambio climático, recordó.

Congresistas norteamericanos insisten en necesidad de mejorar vínculos con #Cuba #CubaUs

Tomado de Cubadebate

Congresistas norteamericanos insistieron hoy en la necesidad de continuar con el proceso rumbo hacia la normalización de las relaciones entre la mayor de las Antillas y EEUU.

El grupo, encabezado por el senador demócrata Patrick Leahy, vicepresidente del comité de asignaciones de la Cámara alta, realizó una visita a Cuba desde este fin de semana, para analizar junto a autoridades locales los cambios de la política de Washington hacia la isla desde que el presidente Donald Trump asumió la jefatura de la Casa Blanca en enero de 2017.

Durante una conferencia de prensa en la embajada estadounidense en la capital cubana, Leahy se refirió a la reunión que él y sus acompañantes sostuvieron la víspera con el presidente cubano, Raúl Castro.

Valoró que el encuentro tuvo lugar en un ambiente extremadamente franco y agradable, y sirvió para constatar el deseo de la parte cubana de seguir adelante en el mejoramiento de los vínculos bilaterales, a pesar de las actuales circunstancias.

El senador por Vermont reprochó el rumbo impuesto por Trump a la política hacia la nación caribeña, en particular las medidas relacionadas con la reducción del personal diplomático en La Habana y la expulsión de integrantes de la sede cubana en Washington.

Este es un grave error, que daña los intereses de los dos gobiernos y pueblos, sobre todo de quienes tienen necesidad de viajar en uno y otro sentido, por razones familiares o de negocios, y tantas otras cosas que quedaron congeladas, con el pretexto de los incidentes de salud reportados por diplomáticos estadounidenses en la capital cubana.

Sobre estos hechos, Leahy destacó la cooperación del gobierno de la mayor de las Antillas en la búsqueda de la verdad sobre el tema y opinó que las autoridades de la isla no tienen la menor intención de dañar a los norteamericanos que vienen a La Habana.

Al respecto señaló que ni él ni sus colegas de la delegación tuvieron ningún temor de venir aquí pues saben no existe peligro alguno, incluso viajaron con sus esposas, y en el caso de Leahy también con su nieta de 13 años.

El grupo que partirá de regreso hoy a su país, lo integran, además, los también senadores Ron Wyden, de Oregon; y Gary Peters, de Michigan; así como los representantes Kathy Castor, de Florida (quien no participó en la conferencia de prensa); Jim McGovern, de Massachusetts; y Susan Davis, de California.

Por su parte, McGovern deploró las recientes medidas de reducción de las sedes diplomáticas y otros cambios impuestos por la Casa Blanca a los vínculos bilaterales, porque afectan los viajes de los cubanos a la nación norteña y de los estadounidenses a la isla.

Los legisladores sostuvieron un encuentro el lunes con el director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossio, quien agradeció los esfuerzos de estos miembros del Capitolio para mejorar las relaciones.

Fernández de Cossio reiteró que no existen evidencias de los supuestos ataques sónicos contra diplomáticos estadounidenses en La Habana, como esgrimen sectores interesados en obstaculizar cualquier avance hacia la normalización de los nexos entre ambas naciones vecinas.

(Con información de Prensa Latina)

Dan a conocer posibles causas del hundimiento del Ara San Juan

submarino-ara-san-juan-argentina-580x330.jpg

La explosión que provocó la muerte de los 44 tripulantes por el hundimiento del submarino argentino ARA San Juan desparecido desde el 15 de noviembre a causa de una explosión no nuclear, puede estar relacionada con la baja calidad de  algunas herramientas y piezas que fueron remplazadas, así como al poco mantenimiento del submarino que tenía más de 30 años de fabricación y servicio.

Según la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina, Cornelia Schmidt Liermann, la explosión ocurrió porque las 964 baterías del ARA San Juan fueron reemplazadas por otras que no cumplían con los requisitos de calidad establecidos para navegar.

Asimismo, Rundfunk afirmó que el cambio fue realizado por las empresas alemanas Ferrostaal y EnerSys-Hawker durante una revisión del submarino en 2011.

“Existe la sospecha de que las baterías que han sido reemplazadas, o una parte de ellas, no eran de la calidad debida (…) tampoco sabemos de dónde vienen, Alemania o cualquier otro país, por lo que queremos saber qué técnicos (alemanes o argentinos) estuvieron allí y quién firmó el documento y qué decía”, apuntó la presidenta de la comisión.

“Esto podría explicar el mal funcionamiento del submarino y la explosión ocurrida por el incumplimiento del contrato firmado por políticos argentinos y las empresas alemanas que tenía un valor de más de cinco millones de euros”, informó Liermann.

La Fuerza Armada argentina se encuentra en la búsqueda del submarino en el fondo del lecho marino y dos puntos marinos al norte de esa zona, pero las operaciones de rescates de sobrevivientes sí fueron suspendidas. Aún no se han hallado rastros del mismo, pero no descartan ninguna posibilidad de las causas del hundimiento.

El analista acústico Bruce Rule afirmó en un informe realizado por la Inteligencia Naval de los Estados Unidos que la explosión detectada el mismo 15  de noviembre, luego de perder contacto con la nave, habría causado el colapso inmediato del submarino en menos de un segundo y los 44 tripulantes murieron de forma instantánea.

(Con información de Telesur)

#Cuba bandera de los #DerechosHumanos (+ Infografías)

¿Qué son derechos humanos?

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

Primera generación

La primera generación o de derechos civiles y políticos surge con la Revolución francesa como rebelión contra el absolutismo del monarca. Impone al Estado el deber de respetar siempre los derechos fundamentales del ser humano:

  • A la vida
  • A la integridad física y moral
  • A la libertad personal
  • A la seguridad personal
  • A la igualdad ante la ley
  • A la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión
  • A la libertad de expresión y de opinión
  • De resistencia y de inviolabilidad del domicilio
  • A la libertad de movimiento o de libre tránsito
  • A la justicia
  • A una nacionalidad
  • A contraer matrimonio y fundar una familia
  • A participar en la dirección de asuntos políticos
  • A elegir y ser elegido a cargos públicos
  • A formar un partido o afiliarse a alguno
  • A participar en elecciones democráticas

Segunda generación

La segunda generación o de derechos económicos, sociales y culturales la constituyen los derechos de tipo colectivo, los sociales, económicos y culturales. Surgen como resultado de la revolución industrial, por la desigualdad económica. México fue el primer país en incluirlas en su Constitución, en 1917. Los derechos económicos, sociales y culturales surgen después de la segunda guerra mundial. Están integrados de la siguiente manera:

Derechos económicos

  • A la propiedad (individual y colectiva)
  • A la seguridad económica

Derechos sociales

  • A la alimentación
  • Al trabajo (a un salario justo y equitativo, al descanso, a sindicalizarse, a la huelga)
  • A la seguridad social
  • A la salud
  • A la vivienda
  • A la educación

Derechos culturales

  • A participar en la vida cultural del país
  • A gozar de los beneficios de la ciencia
  • A la investigación científica, literaria y artística

Tercera generación

La tercera generación o derechos de los pueblos o de solidaridad surgen como respuesta a la necesidad de cooperación entre las naciones, así como de los distintos grupos que la integran. Se forma por los llamados derechos de los pueblos:

  • A la paz
  • Al desarrollo económico
  • A la autodeterminación
  • A un ambiente sano
  • A beneficiarse del patrimonio común de la humanidad
  • A la solidaridad

Infografía Comparativa educacionInfografgia Cultura CubanaInfografia Arti 26 Carta Universal de los DDHH EducacionInfografia Articulo 25 Carta Universal DDHHInfografía de Guantanamo

 

¿Cómo se concibió el sitio eterno de #FidelCastro ?

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Una roca extraída de un sitio próximo a la Gran Piedra, lugar del oriente del país que pertenece a la Sierra Maestra, tan raigalmente vinculada a la vida revolucionaria de Fidel, contiene la urna de cedro que guarda sus cenizas.

Con una compartimentación muy alta laboró durante diez años un reducido grupo de trabajo en el proyecto. El entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, le encomendó la tarea en 2006 al arquitecto Eduardo H. Lozada León, quien junto a su esposa, la también arquitecta Marcia Pérez Mirabal, concibió la concepción del recinto.

El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque asesoró la labor y buscó soluciones como la del cercado perimetral, para lo cual propuso tener en cuenta la parte superior del monumento dedicado al Apóstol en Dos Ríos. Después de fallecer Almeida, el viceministro de las FAR, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, asumió la responsabilidad. Él guardaba en su memoria la existencia de la piedra y señaló el lugar donde se encontraba.

Durante tres años se trabajó en el perfeccionamiento de la roca granitoide, que posee un peso de entre 48 y 49 toneladas aproximadamente, y una altura cercana a los cuatro metros. Pulirla, perforar el espacio para la urna, revestir el interior y preparar la tarja de mármol verde y letras en bronce con el nombre de Fidel fue una delicada tarea.

De forma paralela, mientras integrantes de la Empresa de Construcciones Militares de Santiago de Cuba laboraban en el elemento principal, el Coronel (r) Mariano Lamber Matos, en función de inversionista, adelantó detalles como la creación de las columnas del cercado y el piso, construidos con mármol color crema de yacimientos existentes en Bayamo. Se hicieron 19 con este material, en representación de las columnas y el pelotón Las Marianas, del Ejército Rebelde. Las cadenas que atan estos elementos     denotan la unión de las acciones de las citadas fuerzas.

Las columnas están compuestas por tres elementos: la base, en alusión al grito de Libertad o Muerte de Carlos Manuel de Céspedes; el intermedio, que representa la labor de Martí para materializar la Guerra Necesaria; y toda la parte superior, que recuerda a la Revolución liderada por Fidel que continúa en ascenso. El símbolo que las corona glorifica la lucha victoriosa en las montañas. Lo rodean el laurel y el olivo de bronce con un apoyo y tres montañas.

A la entrada de la tumba de Fidel se levantan dos pedestales semejantes a otros que conforman el cercado del cementerio, en alusión a la acción cívica y el movimiento de la clandestinidad.

A ambos lados de la senda que conduce al monolito hay un pequeño espacio en el suelo, enchapado con pie- dras chinas pelonas, las cuales fueron recogidas de las desembocaduras de los ríos que corren por La Plata y el Uvero.

Cada detalle en este sitio  contiene un significado, incluso la vegetación: los helechos son propios de la Sierra y las posturas de café, ubicadas en las jardineras, contienen el uniforme verde olivo mientras su aroma recuerda el de las montañas.

Fuente: Revista Verde Olivo/febrero 2017.