Sabotaje a la tienda habanera El Encanto: una operación de la CIA.

f0105599

Los preparativos y el entrenamiento que realizaban oficiales norteamericanos en Guatemala y en Nicaragua con exiliados cubanos para una invasión a Cuba, no era un secreto para nadie.

El 7 de octubre de 1960 el canciller cubano Raúl Roa denunciaba en la ONU que con la anuencia del gobierno de esos países se realizaban los preparativos para la invasión a Cuba.

Mientras tanto, el gobierno norteamericano apostaba por crear –antes de la invasión–un ambiente de caos en la isla mediante una serie de actividades terroristas, principalmente en La Habana, que serviría para apoyar la invasión. Para ello contaban con la participación de organizaciones contrarrevolucionarias y de elementos desafectos a la Revolución.

Se llevaron a cabo operaciones de introducción de armas y explosivos en la costa que luego se enterraban para ocultarlas, además de infiltración de equipos y de agentes entrenados.

Desde el mes de enero de 1961 hasta el preludio de la invasión en abril, las organizaciones contrarrevolucionarias intensificaron sus actividades terroristas, sin embargo, lejos de lograr el caos y el terror en la población, –como la CIA esperaba–resultó todo lo contrario.El pueblo cerraba filas con el Gobierno Revolucionario apoyándolo.

Es así como ocurre el sabotaje a la exclusiva y elegante tienda habanera El Encanto, icono de la burguesía cubana, donde fallece la compañera Fe del Valle, trabajadora y miliciana en ese comercio.

El jefe de la organización contrarrevolucionaria Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), en el sector del comercio, Mario Pombo Matamoros, conocía que el empleado de la tienda Carlos González Vidal, era un desafecto con la Revolución, por eso una semana antes, lo contactó y le propuso que realizara el sabotaje.

Carlos aceptó, pero con la condición de que luego de realizada la operación, lo sacaran del país, concretamente a Estados Unidos.

En horas de la mañana del 13 de abril de 1961, un enlace con la organización contrarrevolucionaria le entregó a Carlos dos petacas incendiarias preparadas con explosivo plásticoC-4, camufladas en cajetillas de cigarrillos Edén, muy populares en aquel entonces, con la indicación de colocarlas en zonas vulnerables para que se propagara un incendio.

Y así lo hizo. Poco antes del cierre de la tienda, a las seis de la tarde, Carlos aprovechó un instante en que se quedó solo. Activó una de las petacas y la colocó entre unos rollos de tela.

En otro piso realizó la misma operación y luego abandonó el edificio. En la calle lo esperaba un auto que lo llevó a la playa de Baracoa.

En un instante las petacas incendiarias estallaron y comenzó el incendio de grandes proporciones dada la alta combustión de la sustancia inflamable de uso militar.

De acuerdo con las investigaciones efectuadas, el incendio se propagó en los siete pisos de la tienda por los conductos del aire acondicionado. Fue imposible detenerlo y la tienda quedó reducida a escombros y vigas de acero retorcidas. Las pérdidas materiales fueron de unos 20 millones de dólares.

Se dice que la compañera Fe del Valle falleció al quedar atrapada en una escalera cuando trataba de salvar los fondos de la Federación de Mujeres Cubanas.

A las cuarenta y ocho horas cuando apenas quedaban algunos focos del incendio en El Encanto, los milicianos que custodiaban la playa de Baracoa, detectaron en la madrugada, que desde una casa se hacían señas con una linterna hacia el mar.

Inmediatamente procedieron a registrar las viviendas y a interrogar a sus moradores.

Y entonces, ocurren dos cosas inesperadas: el jefe de la compañía de milicias que custodiaba la costa en esa zona era también empleado de El Encanto y reconoce perfectamente a Carlos González Vidal, enviándolo detenido para la Seguridad del Estado en 5ta. y 14, Miramar.

Allí lo detecta Oscar Gámez, quien también había sido empleado de la tienda. Carlos desconocía que desde hacía algún tiempo era agente de la Seguridad. Luego de presentarle varias evidencias que lo vinculaban con el sabotaje, y de interrogarlo durante varias horas, logró que confesara que él había sido el autor material del incendio.

Fachada de la tienda El Encanto con adornos navideños en la década de 1950. Foto: Archivo
Sección de perfumería de la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Otro ángulo de la sección de perfumería de la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Interior de la tienda El Encanto, La Habana. Foto: Archivo
Vidriera de la tienda El Encanto que muestra sus modelos exclusivos. Foto: Archivo
Así quedó destruida la exclusiva tienda habanera en una operación realizada por agentes de la CIA. Foto: Archivo
El frente de la tienda por la calle Galiano muestra los destrozos del sabotaje. Foto: Archivo
Vigas de hierro retorcidas por el calor y escombros, es lo único que queda de la exclusiva tienda El Encanto. Foto: Archivo
Petacas incendiarias preparadas con explosivo plástico C-4, fueron utilizadas para provocar el sabotaje a la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Al parecer, la compañera Fe del Valle falleció al quedar atrapada en una escalera cuando trataba de salvar los fondos de la Federación de Mujeres Cubanas. Foto: Archivo
Acta de detención de varios elementos contrarrevolucionarios que estaban involucrados en el sabotaje a la tienda El Encanto. Foto: Archivo
Petacas incendiarias preparadas con explosivo C-4, y camufladas en cajas de cigarros Eden, fueron utilizadas en el sabotaje a la tienda El Encanto. Periódico Revolución, 30 de diciembre de 1960. Foto: Archivo
Dar5QbJVMAA5aqF
Anuncios

#Matanzas Padre de mercenario cubano se beneficia de programa de la Revolución

Infografía Tondique  y su vinculo al Terrorismo vs Cuba.jpg

Aunque parezca irrisorio es la verdad, el padre del mercenario cubano, Francisco Rangel Manzano goza de los beneficios que se prestan en la casa de Abuelos en su natal localidad de Colon, así lo expreso a la TV de esa localidad en entrevista que le realizaran duarnte su estancia en este local.

A pesar de ello su hijo, en acto de sumisión total a quienes desde Miami se obstinan en la fracasada tarea de deslucir a la Revolución y ahora a través de un proyecto “humanitario”, financiado y organizado por María Cama, miembro de la Funadacion Nacional CubanoAmericana e intima amiga del Terrorista confeso Luis Posada Carriles, pretenden dar alimentos a personas desvalidas en la localidad, denunciando que el “regimén comunista” no se ocupa de ellas, cuando todos saben que en su mayoria son casos sociales con enfermedades mentales que abandonan los centros asistenciales de salud y atencion social.

Pero que se esconde detrás de este famoso proyecto? Intereses personales y beneficios propios son la motivacion verdadera de estaos hechos. En los proximos video observemos lo agradecido que se muestra el padre del mercenario por los beneficios de estar vinculado al programa de las Casa de Abuelos en Colo, provincia de Matanzas y veamos como se desvian alimentos del proyecto para beneficio personal de Francisco rangel, Ivan Hernandez Carrillo y otros mercenarios que participan en este show. Como dice mi amigo Reynaldo Taladri “saque ustedes sus propias concluiones” porque las mias ya hace tiempo las saqué

@felixncuba el verdadero rostro de los mercenarios en #Cuba. #CubaEsNuestra

Post

Félix Navarro mercenario de la provincia de Matanzas ha demostrado una vez más su servilismo al imperio norteamericano. En un mensaje difundido a través de su cuenta en la red social Twiter expone claramente su apoyo a los actos de violencia ocurridos en Venezuela, organizados por una oposición que públicamente mantiene estrechos lazos con gobiernos de derecha en el Mundo, principalmente el norteamericano.

Agradece en su mensaje el bello ejemplo del pueblo Venezolano en busca de su libertad y democracia y me pregunto, al mismo tiempo que amplifica una convocatoria para participar en actos de violencia en las calles. ¿Apostar por los actos de violencia, desacato y terrorismo es un bello ejemplo de métodos para buscar la libertad y la democracia?

¿Dónde está la imagen que ha vendido siempre Félix Navarro de luchador pacifico, cuando apoya estos actos de terror que han costado la vida de personas inocentes?

Una vez más el verdadero rostro de los mercenarios cubanos deja al descubierto sus verdaderas intenciones, pensamientos y frustraciones. Es evidente sus nexos con la DemocraCIA y elementos terroristas en Miami, la misma escuela que enseña y prepara con métodos extremos golpes de estado y actos de terror para quienes persigan una idea diferente a sus intereses.

Cj0odZaUoAAoelU.jpg

Para Félix un mensaje: El pueblo cubano no permitirá que actos como estos ocurran jamás en nuestra patria, los valores que defendemos están más allá de las pocas mentes torcidas y serviles que a lo largo de la historia no han podido ni podrán socavar nuestras ideas no puedan entender.

El pueblo Venezolano, como el nuestro, decidieron sus destinos hace ya un tiempo, vendrán tormentas propias del rumbo que emprendieron, ya sabremos cómo enfrentarlas a su debido momento.

En #Varadero: Desestabilizar mediante el terror #Matanzas #Cuba #TenemosMemoria

Tomado del Periodico Girón

En territorio matancero se han escenificado un sinnúmero de actos terroristas a partir de 1959, pero sin dudas el de mayor envergadura fue la invasión mercenaria por Playa Girón en abril de 1961, derrotada en menos de 72 horas. Importantes instalaciones hoteleras de Varadero también resultaron blanco de acciones subversivas durante la década de los 90 del pasado siglo.

Durante más de cinco décadas, el pueblo cubano ha sido víctima de innumerables actos y ataques terroristas alentados desde el exterior, los cuales han causado cuantiosas pérdidas materiales y humanas, y han motivado incalculables sufrimientos a sus ciudadanos.

Destruir mediante el terror, sembrar inestabilidad e incertidumbre constituyen los principales resortes para cercenar la opción política y social que los cubanos hemos adoptado libremente, en pleno ejercicio de derecho a la autodeterminación.

El territorio de los Estados Unidos de América ha sido utilizado de forma sistemática y permanente para planear, financiar, reclutar, entrenar y apoyar la materialización de estos abominables hechos.

Entre las modalidades más empleadas sobresalen los sabotajes a objetivos económicos y civiles, intentos de asesinar a los principales líderes de la Revolución; así como ataques contra las instalaciones hoteleras ubicadas muy cerca de la costa Norte.

El desarrollo del Turismo como fuente de ingresos en moneda libremente convertible, y la creciente edificación de hoteles en Varadero, sin dudas centró el interés de las principales organizaciones ultraderechistas de los EE.UU.

Durante la década de los 90 del pasado siglo, en la capital por ejemplo, el Copacabana, Neptuno y Tritón, resultaron sitios ideales para llevar adelante la escalada agresiva, que costó la vida al joven turista italiano Fabio Di Celmo.

El 4 de julio de 1992 terroristas de origen cubano intentaron tirotear instalaciones turísticas en Varadero. Pertenecían a la organización Comandos L. Junto a Guillermo Casasús Toledo, Alejandro Basilio Pérez y José Eugenio Llameras Rondón participó el norteamericano Tony Bryant.

Al dañarse la embarcación, un buque del servicio de guardacostas de los EE.UU. los socorrió en aguas jurisdiccionales cubanas. El hecho trascendió a la prensa miamense y los portavoces del servicio del FBI reconocieron que los “rescatados” eran miembros de Comandos L.

Cuatro meses después fue arrestado y presentado ante los tribunales Tony Bryant. El juez dictaminó que el gobierno de EE.UU. no aportó pruebas suficientes y decidieron ponerlo en libertad.

También ese mismo año, pero el 7 de octubre, una lancha rápida de Comandos L trajo de vuelta a Casasús Toledo, acompañado por Miguel Hernández y Jesús Areces Bolívar. Esta vez, tirotearon el hotel Meliá Varadero.

Similar acción realizaron antes de ser capturados los miembros del Partido Unidad Nacional Democrática (PUND) Marcelino Rodríguez Vázquez, Joel Cano Díaz y Efraín Roberto Rivas Hernández, quienes provenientes de Miami penetraron en la noche del 11 de febrero de 1996 por la bahía de Cárdenas en una lancha rápida tipo Fórmula.

Ubicados en la costa Sur de Varadero, dispararon con fusiles automáticos AK 47 hacia el Meliá Las Américas. También diseminaron propaganda subversiva, cuyos textos incitaban al desorden y la traición.

Según expresaron después, su objetivo consistía en crear el desconcierto y el pánico en la ciudadanía y turistas nacionales y extranjeros.

En otro de los emblemáticos inmuebles del afamado balneario de la Playa Azul, el hotel Sol Palmeras, peligró la integridad de sus huéspedes, cuando el 22 de agosto de 1997, a las 03:20 horas, estalló un artefacto que había sido colocado dentro de un jarrón ornamental, en el pasillo que conduce al área habitacional, detrás del lobby bar.

Gracias a las acciones combinadas de fuerzas del Ministerio del Interior, los Órganos de la Seguridad del Estado, y el resuelto apoyo del pueblo, se frustraron infiltraciones e incautaron su correspondiente arsenal de muerte: fusiles subametralladoras, pistolas, granadas, artefactos incendiarios, cuchillos comando y propaganda subversiva.

Fuente: Informe sobre las actividades terroristas contra Cuba. Periódico Vanguardia. Villa Clara, 23 de febrero de 2006.

Origen: En Varadero: Desestabilizar mediante el terror | Girón